Federación Deportiva de Imbabura, sin dinero

federacionIBARRA. El ambiente de intranquilidad ronda las instalaciones de Federación Deportiva de Imbabura. La falta de pago a los entrenadores y personal administrativo preocupa a todos.

Otro dilema. La posible renuncia del directorio de la institución es otra de las preocupaciones en la matriz del deporte. El martes 15 de septiembre se conocerá si habrá o no elecciones. En caso de no poderse elegir a las nuevas autoridades la institución será intervenida durante 90 días.

Desde el banquillo. Alberto Reyes entrenador de judo es uno de los técnicos impagos. El ‘taty’, como se lo conoce mostró su molestia por la situación. “Tengo que pagar la escuela de mi hija, hacer compras no tenemos dinero”, confesó el entrenador quien depende del sueldo de la institución deportiva. Reyes es uno de los entrenadores con más reultados ha cosechado para la provincia y las selecciones nacionales.

Situación. Reyes junto a Marieta Contreras son los encargados de preparar a los judocas para los torneos nacionales e internacionales. A pesar de la falta de pago, ‘Taty’, no descuidó la planificación de María José Samaniego y Karla Campos quienes compiten desde hoy en el Campeonato Sudamericano de este deporte que será en Bolivia.

Detalles. Pero el problema no solo es del cuerpo técnico, el personal administrativo también siente la falta de pago. Aunque no hablaron públicamente se quejaron por el inconveniente.

Oficial. De acuerdo Marco Pita, presidente de la institución, la demora en los pagos se debe a un desfase en las trasferencias económicas que hace el Ministerio de Deportes. palabras. “En el ministerio pensaban que el directorio de Mauricio Argüello, finalizaba en agosto.

Pero nosotros ya lo registramos, así que esperamos que nos transfieran”, oficializó Pita en el programa deportivo Puro Ñeque Sport. En el aspecto administrativo para el sábado próximo se tiene previsto elegir al nuevo directorio de la institución. De acuerdo a Iván Tapia, abogado de la institución hasta ayer no habían recibido respuesta alguna.