Fausto Endara tendrá su monumento por su destacada labor como alcalde

Un comité ciudadano conformado con el propósito de rendir homenaje justo a la memoria de quien fue Alcalde de Ibarra, ingeniero Fausto Endara Espinosa, tuvo sus frutos y será un hecho.

Para este sábado estaba previsto un acto solemne y muy especial en el que sería colocado un monumento en la plaza pública ubicada en el sector noroccidental de la ciudadela El Jardín. Lastimosamente el Estado de Excepción en el país decretado por el Covid 19 lo impide.

El comité ejecutivo estuvo conformado por los ciudadanos José Albuja en calidad de coordinador y los vocales Silvio Morán Madera, Jorge Madera Castillo, Ramiro Calderón y Carlos Coronel.

El ingeniero Fausto Endara Espinosa fue un prominente ciudadano que enalteció a la ciudad y su cantón en su condición de Alcalde por elección popular y democrática en el período 1957-1959, dice una parte del documento enviado a la alcaldesa de Ibarra, Andrea Scacco.

El alcalde Endara Espinosa cumplió con responsabilidad ejemplar y entrega sin límites, funciones públicas y privadas orientadas al desarrollo progresivo de Ibarra y su cantón desde diferentes funciones.

Así por ejemplo se destaca la tarea cumplida como Consejero y Vicepresidente del Gobierno Provincial de Imbabura, Concejal y Alcalde del cantón Ibarra, Gobernador de la provincia de Imbabura, impulsor decidido de la producción agrícola y cañicultora del norte del país, gestor de las industrias licoreras y azucareras, gestor de la electrificación y el riego del sector productivo.

En fin, su trabajo propositivo lo convirtieron en un protagonista y propiciador de acciones sociales en la comunidad.

En el documento al que hacemos referencia enviado por los miembros del comité ciudadano, se indica que “es competencia y deber de los gobiernos locales, así como de sus autoridades y de la sociedad misma, expresada en instituciones y organizaciones, el honrar la memoria de sus valores humanos que por su esfuerzo, contingente y legado han devenido en referentes para nuestras generaciones a fin de rescatarlos para ejemplo de las mismas y de su propio devenir existencial”.

El comité ciudadano explica claramente que el proyecto pretende honrar la memoria de tan preclaro ciudadano con la resolución de denominar a una pequeña plaza pública en la ciudadela El Jardín con su nombre, “y erigiendo un monumento como muestra de respeto y justicia a su invalorable legado, el mismo que será donado por sus familiares, siguiendo las directrices técnicas que sean menester y cuyos arreglos ornamentales, protección e iluminación y varios adicionales de la referida plaza se solicita que el GAD de Ibarra los ejecute como un aporte de la entidad municipal.

Fausto Endara estudió la primaria en el Instituto Rosales de su ciudad, la secundaria en el colegio Alemán y colegio San Gabriel de la Capital de la República. En 1950 obtuvo su título de ingeniero agrónomo en la Universidad Central del Ecuador, escuela de Ingeniería Agronómica.