Las famosas islas Galápagos tienen el privilegio de ser un patrimonio

SANTA CRUZ-GALÁPAGOS.- Personalmente considero que los ecuatorianos, en momentos tan especiales como los que estamos afrontando, tienen muchas opciones para hacer turismo y apoyar la reactivación de este sector importante de la economía nacional.

Y, por supuesto, las Islas Galápagos con sus encantos naturales deberían estar entre las prioridades de los connacionales, porque, por ejemplo, los cruceros de descubrimiento y las expediciones son valiosas opciones que invitan a una activa, educativa, segura y divertida experiencia, porque en Galápagos cada isla es diferente y cada isla contiene una colección única y peculiar de fauna y flora muy diversa.

Las islas Galápagos ofrecen experiencias sorprendentemente distintas dentro de un área, que mirándola de lejos, pudiera parecer homogénea, pero no es así.

Dispersados a través del archipiélago, los denominados BIG 15 son animales destacados de Galápagos que guían para entender y conocer las islas de una mejor manera.

Las islas Galápagos están ubicadas a unos 1 000 Km. del Ecuador continental. Cuando se llega a este exótico lugar podemos identificar que las erupciones, la erosión y otros cambios físicos las fueron formando a través de los siglos, pues no surgieron todas al mismo tiempo: las más viejas, por ejemplo, se ubican hacia el lado oriental del archipiélago, mientras que las recientes surgen del lado occidental.

Las especies que gradualmente las fueron colonizando se adaptaron a condiciones cambiantes y distintas dependiendo de la isla a la que llegaban, forzando adaptaciones únicas de supervivencia y resultando en la biodiversidad que hoy se evidencia en el Parque Nacional. Esto explica por qué la experiencia de visitar Galápagos es tan variada y especial.