Hay más de 40 familias damnificadas en Montúfar

MONTÚFAR.- La tarde del domingo 14 de marzo pasará a la historia en la ciudad de San Gabriel en la provincia del Carchi.

Decenas de personas fueron perjudicadas a consecuencia de las fuertes lluvias, lo que provocó pérdidas de enseres y otras pequeñas pertenencias de los ciudadanos que quedó bajo el lodo y a cientos de metros de sus viviendas. Ayer las autoridades realizaron un recorrido por los lugares afectados identificando a por lo menos a unas 40 personas que al momento se encuentran damnificados.

Oscar Ruano, gobernador de la provincia de Carchi, realizó un recorrido terrestre por el barrio Santa Rosa y en la comunidad de Tangüis que fueron afectadas por el desbordamiento de la acequia de Cuyán, lo que produjo una afectación de 50 viviendas aproximadamente, decenas de damnificados y daños materiales.

El representante del Ejecutivo, indicó que desde el inicio hasta este momento (ayer en la tarde) de la emergencia se procedió a la coordinación con equipos de respuesta gubernamentales y GADs; realizando rescate de personas afectadas, traslado a albergues temporales, entrega de kits de alimentos, de higiene, de salud, de limpieza comunitaria, vituallas, pernoctación a las personas damnificadas, resguardo de viviendas y pertenecientes de los afectados.

“Policía Nacional, Ejército Ecuatoriano, Secretaria de Gestión de Riesgos, MIES, Ministerio de Salud, Municipio de Montúfar, Cruz Roja, SIS ECU911, Cuerpo de Bomberos, Intendencia de Policía, Comisaria Nacional de Montúfar, Jefatura Política de Montúfar, y otras entidades estamos trabajando juntos para mitigar los efectos y emergencias provocadas por la intensidad de las lluvias” acotó Ruano.
Finalizó, que se levanta información de los afectados a fin de canalizar las ayudas necesarias.

 

El Municipio adecuó dos albergues provisionales en la Unidad Educativa Jorge Martínez y la Casa del Adulto Mayor. La intensa lluvia continuó hasta la madrugada de ayer.

Los bomberos Montúfar tuvieron que solicitar apoyo a sus colegas de los cantones Tulcán, Mira, Huaca y Bolívar. Ellos ayudaron a rescatar a las personas, recuperar enseres y muebles de las viviendas y evacuar el líquido estancado utilizando bombas.

La noche del domingo el alcalde Andrés Ponce dijo entre otras cosas que en su momento esas viviendas nunca se debieron haber construido en ese lugar.

El burgomaestre dijo que ya llevan en este sector la gente inundándose por más de 20 años. Ante ello los ciudadanos afectados esperan que esta administración municipal pueda poner un solución a este problema, pero esperan que sea una solución definitiva. Hasta el cierre de edición en algunas zonas el agua seguía estancada.