Familias en Otavalo se organizan para construir huertos orgánicos

Más de 600 familias en la parroquia González Suárez en Otavalo  se beneficiarán de 10 variedades de semillas con la finalidad de implementar huertos orgánicos. Con la iniciativa del GAD Parroquial se busca ayudar a las familias de las ocho comunidades y cuatro barrios del sector, ya que al parecer se registra escasez de productos de primera necesidad.

Tras la emergencia sanitaria el Gobierno Parroquial destinó los recursos que estaban planteados para las fiestas de marzo y abril, para adquirir las semillas y material de desinfección.
Culantro, apio, cebolla, acelga y col morada, son algunos de los productos que pronto serán cosechados por las familias de González.

La presidenta del Gobierno Parroquial, Maritza Tocagón, informó que por el tema de la emergencia se definió un recurso económico para la implementación de huertos orgánicos.
Tocagón indicó que están trabajando en todas las comunidades de la parroquia y aseguró que “una de las necesidades principales es mantener este tipo de trabajo en cada familia, ya que el sistema de alimentación cada vez se va escaseando”, agregó.

Coordinación
Durante la visita en las comunidades las autoridades parroquiales también cuentan con el apoyo de técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), quienes brindan asesoría técnica sobre el huerto.
Mientras se hace la visita en cada hogar, los técnicos también realizan una demostración de cómo se debe hacer la siembra de las hortalizas.
Tocagón indicó que realizarán seguimientos conjuntamente con el MAG para manejar de mejor manera los huertos y evitar que las semillas se dañen.
El recorrido y la entrega de las semillas inició el lunes en las comunidades de Gualacata y San Agustín de Cajas.
Asimismo las autoridades cuentan con una planificación para entregar en el transcurso de esta semana los productos a las demás familias.
En cuanto a los barrios del casco urbano, Tocagón mencionó que se están organizando con un técnico del MAG para implementar las semillas en macetas o en material reciclado, para que los habitantes puedan utilizar hortalizas para el consumo humano.
Este proyecto no solo cuenta con recursos económicos del GAD, Tocagón señaló que también tienen el apoyo de otras instituciones y organizaciones.