Familiares dieron el último adiós a Diana y hacen un llamado a la paz

Ibarra. “Salven a mi hijo” fue lo que Diana Carolina dijo antes de morir.

La joven ayer recibió el último adiós por parte de sus familiares y amigos.

Una a una ingresaban las personas y delegaciones a la sala de velaciones de la Sociedad de Artesanos, donde reposaban los restos de Diana Carolina Ramírez Reyes.

El asesinato de la joven conmocionó al país, aún más luego de que su deceso fuera visto por millones de personas a través de las redes sociales. Su padre, Germán Ramírez, prefirió no brindar declaraciones sobre el tema. El hombre, quien presenció el asesinato, solo lloraba y miraba el féretro de su hija, que deja dos niños en la orfandad, un niño de seis y una pequeña de cuatro años de edad.

Los familiares de Diana Carolina rechazaron enérgicamente los actos de violencia que se han suscitado en el cantón en contra de decenas de venezolanos que residen aquí. Para la familia de Diana Carolina este hecho no es correcto, ya que estarían afectando a personas inocentes.

La tarde de ayer la mujer fue sepultada en medio del dolor de sus familiares, pero la xenofobia continúa.

Declaración. Mauricio Castro, tío político de la fallecida y vocero de la familia, mencionó que lo único que están solicitando es que tomen conciencia y que si en realidad se quiere pedir justicia deben hacerlo con quién ocasionó este delito, que es el individuo que acabó con la vida de Carolina.

“Pedimos a la ciudadanía que paren la xenofobia que existe en estos momentos, no queremos que Ibarra se manche las manos con sangre de gente inocente. Las escenas son muy fuertes, Ibarra siempre se ha caracterizado por ser una ciudad de paz y pensar que, por un inconsciente que cercenó la vida de nuestra familiar, todos los extranjeros son delincuentes, no es correcto”, agregó el familiar.

Relató también que cuando las personas migran a otro país, en la nación que los reciben aumenta la inseguridad. “Las políticas públicas debieron haber tomado cartas sobre el asunto ya que se debería haber pedido un pasaporte a las personas que entran al país. La Policía muchas veces está atada de pies y manos en este sentido, porque una cosa es lo que diga la ministra y otra lo que diga la justicia”, agregó.

Marcelo también dijo que han solicitado a través de las redes sociales que ya no compartan los videos en donde se asesinó a su sobrina, ya que el hecho es muy doloroso y solo ha generado morbo en la sociedad.

El vocero de la familia además se refirió a que los políticos han querido utilizar la desgracia con su sobrina para hacer proselitismo y que es algo que no lo van a permitir, asegurando que desde el sábado varios políticos ya utilizaron el caso para pronunciarse. “No hemos permitido que personas con poco criterio humano realicen estos actos políticos. Lo que les pedimos es que se mantengan al margen de esta situación, como familia, si en algún momento decidimos convocar a una marcha, la convocaremos nosotros”, dijo luego de comentar que ya les han ofrecido ayuda psicológica por la afectación que ha producido la tragedia en su familia.

Allegados de Diana Carolina llegaron hasta la sala de velaciones de la Sociedad de Artesanos para acompañar a su familia en el momento de dolor.
Vecinos y curiosos visitaron ayer el lugar donde murió la joven la noche del sábado. Alarmados murmuraban sobre el hecho.