Familiares del equipo de prensa secuestrado piden ayuda internacional

 

leninyfamiliasecuestro

Quito (EFE).- Los familiares del equipo periodístico ecuatoriano secuestrado el pasado 26 de marzo en una zona fronteriza con Colombia pidieron este 10 de abril al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, incorporar al caso un equipo multidisciplinario e internacional.

 

 

El gobernante recibió en el palacio de Gobierno a los familiares de los secuestrados, quienes le entregaron una carta en la que le expresan su “desesperación, consternación y angustia”.

El periodista Javier Ortega (36), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60) fueron secuestrados el 26 de marzo en la zona de Mataje, en la provincia fronteriza de Esmeraldas, donde recababan información para el diario El Comercio sobre las consecuencias de los ataques registrados en la zona desde enero.

En el encuentro de hoy, Moreno les recordó a los familiares que el tema es “extraordinariamente sensible”.

“Por eso es que le hemos dado toda la preocupación que merece”, indicó al apuntar que se analizan distintos escenarios para lograr que los secuestrados “regresen sanos y salvos”.

En la cita, Moreno dijo que el Gobierno está sumamente preocupado por los hechos ocurridos en la frontera, donde, además “de los crueles asesinatos de los que fueron víctimas queridos soldados ecuatorianos”, ahora se afronta el secuestro del equipo de prensa.

Moreno indicó que está en contacto permanente con los ministros responsables para conocer los avances en el caso.

Recordó que fueron desplegados 12.000 agentes en la zona de frontera “para dejar completamente atrás esa permisividad que lastimosamente se le dio en una época pasada” y garantizó: “Vamos a combatir el narcotráfico, vamos a combatir los secuestros, la criminalidad”, de “forma racional”.

En la carta, los familiares demandan “que de la manera más urgente e inmediata un equipo multidisciplinario e internacional arribe al país para sumarse con su experticia en los esfuerzos por traer íntegros y con vida a Javier, Paúl y Efraín”.

Asimismo, requieren que representantes de las familias sean parte activa en la toma de decisiones pues consideran que un Comité de Crisis “no puede ser solo reactivo a la coyuntura, debe poder responder, pero también prevenir y anticipar escenarios”.

Los familiares dijeron sentirse “consternados” al ver que el de los secuestrados es “un tema que ni Ecuador ni Colombia están dispuestos a conversar”.

Ello, “pese a que ambos países poseen una responsabilidad por este hecho, que constituye una consecuencia más de lo que ocurre en la frontera norte producto de un conflicto que se arrastra desde hace años”, dijeron.

La Cancillería informó hoy que Moreno propuso una reunión a su colega de Colombia, Juan Manuel Santos, en la cumbre de las Américas esta semana en Lima para analizar el asunto de la frontera.

Los familiares pidieron, además, recibir información “de primera mano, transparente y sin matices” sobre los avances del proceso.

Comentaron que 16 días después de la noticia del secuestro no saben “a ciencia cierta el tipo de estrategia que desde la institucionalidad estatal se está desplegando para volver efectiva esa alta prioridad nacional que constituye su retorno, íntegros y con vida”.

Por ello, exigieron que les expliquen cuál es la estrategia del Estado ecuatoriano y que les den a conocer “los resultados obtenidos hasta el momento”.

Solicitaron que el Estado realice los trámites necesarios para que un organismo humanitario internacional pueda actuar como parte del equipo mediador, para “salvaguardar la integridad física y psicológica” de los cautivos.

En la carta, reclaman que el Gobierno solicite oficialmente al presidente de Colombia que se involucre en el proceso de liberación pues el equipo periodístico fue secuestrado por disidentes de las FARC. E