Fueron a buscar mortiños y se extraviaron en el cerro Imbabura

Un lejano grito de auxilio hizo que un ciudadano se comunicara con el ECU 9-1-1 para dar a conocer que alguien necesitaba ayuda en el ingreso al cerro Imbabura, en el sector de San Domingo de San Antonio. Los uniformados acudieron al sitio de inmediato, aproximadamente a las 21:14 y tomaron contacto con un desesperado hombre que informó que sus hijos menores de edad y un joven de 20 años, ascendieron a la montaña, pero no han regresado.

La excursión inició a las 13:00. Todos aseguraron que irían a coger mortiños, pero a las 18:30 el joven se comunicó vía telefónica diciendo que están bien, pero la neblina les impide retornar, además de que en su celular queda muy poca batería.

La búsqueda empezó a cargo de los miembros policiales del Grupo de Operaciones Especiales (GOE). Una mujer dio a conocer la identidad de sus sobrinos de 20 y 15 años, quienes ascendieron junto a sus hijos de 12, 10 y seis años de edad.

Labor policial y bomberil
La Unidad Golfo, junto con el equipo de rescatistas del Cuerpo de Bomberos de Ibarra y un can, comenzaron el trabajo de localización. El contacto telefónico con el joven de 20 años continuaba, pero les manifestó que estaban con frío, desorientados y que en cualquier momento el teléfono se apagaría.

Un familiar de los menores acompañó a los rescatistas, que se apoyaron en la plataforma tecnológica del ECU 9-1-1, para ubicar al grupo extraviado. Luego de caminar por la montaña aproximadamente siete kilómetros, visualizaron a los extraviados y les pusieron a buen recaudo.

De inmediato iniciaron el descenso de la montaña, cerca de las 02:00 de ayer, para que sean valorados por los paramédicos del Ministerio de Salud Pública, antes de ser entregados a sus familiares.