Familia perdió todo en un voraz incendio

El incendio se registró en la comunidad San Francisco de los Palmares, del cantón Pimampiro, noroeste de Imbabura

“Eran más o menos las 23:40 y estaba ya descansando y escuché unos sonidos, como que explotaba algo en el dormitorio de mi hija. Ella gritó: ‘papi se quemó mi cuarto’, y cuando abrí la puerta la cama ya estaba con bastantes llamas, el fuego ya casi tocaba el techo. Yo le dije sal mija sal, y con tu mami vayan a avisar a los vecinos”, fue el inicio del relato de Joselito Gavilima, quien perdió su casa en un incendio, suscitado la noche del último jueves en la comunidad San Francisco de los Palmares, perteneciente a la parroquia Chugá.

Testimonio
Diego, con notable tristeza, relató que al ver que las llamas se extendían por toda la vivienda, gritó muy fuerte para que los vecinos le escuchen y le ayuden. Enseguida los moradores del sector llegaron al lugar y empezaron a tratar de extinguir el fuego.

“Empezamos a poner agua, ellos acarriaban con baldes y mangueras, pero ya se quemó toda la casa, no se salvó casi nada. Solo pudimos sacar la cocina y algunos trastes, el resto se quemó todo, explotaban los eternit por todo lado y no sabíamos cómo parar eso”, aseguró el perjudicado, quien también indicó que, por lo distante de la comunidad, los miembros del Cuerpo de Bomberos de Pimampiro llegaron cuando los vecinos ya controlaron las llamas.

Perjuicio
La familia, conformada por Diego, su esposa Viviana Sevillano y su hija Maribel, de nueve años de edad, perdió en el flagelo dos muebles, dos camas, un televisor, una impresora, un computador, un refrigerador, un equipo de sonido, una cocina, dos colchones, cobijas y toda la ropa de los tres.

Al momento se encuentran viviendo en la casa de un vecino, y esperan que las personas de buen corazón les puedan ayudar con insumos y materiales para reconstruir la vivienda.