Familia perdió todo en incendio

p47f1IBARRA. Para Mónica Vallejo, Katherine, Fabricio y Abel, sus vidas cambiaron. Esta familia que quedó en la calle. Luego que un incendio consumiera tres dormitorios, la sala y parte de la cocina. Una vivienda quedó reducida a cenizas por un incendio. La humilde familia de escasos recursos económicos necesita ayuda.

Acontecimientos. A las 17:30 del último jueves, Mónica Vallejo de 39 años de edad, salió de su casa con su hija de un año siete meses, la menor amaneció enferma y la mujer la llevó al médico para que reciba atención, presentaba vómito, fiebre y otros malestares.
Pero antes de salir a la visita, rezó al Divino Niño y le pidió que su hija se mejore, por eso encendió una vela a los santos.
Ella nunca pensó que esta acción ocasionaría un incendio, que consumió su casa, lo perdieron todo.

El flagelo consumió rapidamente los enseres de la casa de adobe, techo de madera y teja. Mónica comenta que días atrás cambió el cableado de luz y que los alambres se quedaron en el techo. Esta otra de las causas.

Historia. Mónica, sola, ha sacado adelante a sus tres hijos Katherine de un año siete meses, Fabricio de 20 y Abel de 22. Ella se gana la vida trabajando en un hotel de la ciudad en el área de lavandería. Sus ojos expresan una profundo dolor por haber perdido un techo donde dormir, sus lágrimas recorren su rostro al ver que de su casa solo quedan escombros por limpiar y volver a empezar de nuevo. Mientras se lamenta, ella abraza a su hija y agradece a Dios que la infante estuvo con ella cuando ocurrió el incendio, porque podía haber ocurrido una desgracia peor, dijo.

Cenizas. Los cuatro integrantes de esta familia se quedaron sin nada, solo con la ropa que llevaban puestos.
Algunas prendas de vestir apenas se podía observar en medio de los palos quemados que había en los cuartos.
Las camas, colchones, muebles, ollas, y platos, se quemaron. En cada cuarto solo hay cantidades de escombros por retirar.
Desde la noche del jueves la familia permanece acogida en la casa de un familiar, al lado de la vivienda que se incendió.

Solidaridad. La familia afectada necesita ayuda para poder empezar de nuevo.
“Quisiera que me ayuden a reconstruir el techo de mi casita. No importa si tenemos que dormir en el suelo“, dijo Mónica angustiada y consciente que tendrá que iniciar de nuevo.
Cualquier persona caritativa que desee ayudar a esta humilde familia puede comunicarse a: 062-958773 o al 082555561.
La vivienda que se consumió en el incendio se ubica en las calles Flores 1-58 y avenida 17 de Julio, en un portón verde. El personal del Cuerpo de Bomberos acudió en su auxilio.