Extranjeros tienen entre 10 y 15 días para dejar comunidad

Ibarra. Fue Marcelo Yacelga presidente de la Junta Parroquial de Miguel Egas quien señaló que se había convocado a las autoridades y los medios para explicar sobre el desalojo de los ciudadanos extranjeros sospechosas de toda la parroquia. Al mismo tiempo Anita Ramírez secretaria de la junta parroquial explicó lo que se resolvió en la última asamblea realizada el miércoles, en lo que se destacaba lo siguiente:

1. “La señora Roxana Balceca madre de dos jóvenes que fueron parte del ajusticiamiento en esta parroquia, aprueba el castigo que se les dio a sus hijos, declarando que se portaron mal… A la vez que se disculpa por lo que hicieron sus hijos y por lo que estarían muy arrepentidos…”.

2. “Por la situación en la que se encuentran, la madre de los jóvenes pide que se les dé un plazo prudencial para desalojar la comunidad”.

Se aumentan los días. “Los cabildos de la parroquia han decidido viendo la gravedad de las personas que fueron ajusticiados y por la petición verbal de la mamá de dos de ellos, se extendió un plazo de recuperación de los chicos. Es por ello que los chicos aún están en la parroquia y se comprometió la mamá en sacar a los chicos cuando estén recuperados estamos hablando de unos 10 a 15 días que los chicos van a permanecer acá”, dijo Segundo Terán teniente político de Miguel Egas. Recordó que al solicitar información a las autoridades policiales se confirmó que ninguno de los ciudadanos ajusticiados en esta jurisdicción tenía antecedentes penales.

Otra autoridad. Paola Narváez comisaria nacional de Otavalo dijo: “existía un albergue en la zona, el cual era administrado por un sacerdote extranjero y que él de forma unilateral ya habría tomado la decisión de cerrarlo. Esa acción fue vista de buena forma por los dirigentes de las diferentes comunidades, ya que a ellos también les preocupaba este tema”, puntualizó.