Extranjeros en el Ecuador

La jubilación de las personas extranjeras que se acogen a un retiro de trabajo o ciudadanos que simplemente buscan otros lugares del mundo para vivir, por diversas circunstancias o deseos se han convertido en Ecuador en uno de los problemas de más difícil solución y muy delicados de enfrentarlos. La jubilación se ha convertido en un momento idóneo para lanzarse a nuevos y desafiantes emprendimientos. Así lo demuestran los miles de pensionados norteamericanos y europeos, en su gran mayoría que cada año deciden dejar sus países de origen e ir a la búsqueda de destinos remotos con climas más cálidos, costos más bajos y un ritmo de la vida más lento, para transcurrir su época dorada como siempre soñaron. Así sucede en nuestro país, en donde un número considerable de jubilados se han ubicado en Cuenca y en Imbabura para buscar su tranquilidad y felicidad. El Indice Anual Globales es el medidor que utilizan los adultos mayores para elegir los destinos internacionales cuando llegan a la jubilación. Y así mismo como dice el refrán “nadie es profeta en su tierra” en los últimos años el Ecuador ha recibido a miles de inmigrantes (no jubilados) especialmente de Colombia, Cuba, Venezuela. Muchos de ellos son legales mientras otros no lo son. Unos han venido a nuestro país bajo condiciones normales o legales pero la mayoría no tiene papeles para quedarse lo que se ha convertido en un terrible problema social en Ecuador, ya que ahora miles de inmigrantes deambulan por las calles.