Extranjera se alteró tras ser descubierta robando

Un violento incidente fue protagonizado por una mujer extranjera quien no conforme con haberse sustraído varias prendas de vestir en el interior de un local comercial, agredió e insultó al empleado del sitio y trató de golpear a un miembro policial durante su detención. El hecho se produjo en la parada de buses de la avenida Pérez Guerrero y Sánchez y Cifuentes.

Según el informe policial realizado por los miembros del Subcircuito Amazonas 1, ellos fueron alertados de que una mujer, tras cometer un robo, estaría agrediendo a un ciudadano, por lo que de inmediato arribaron al sitio.

Tras su llegada fueron testigos de cómo la ciudadana de nacionalidad venezolana amenazaba de muerte e insultaba a un joven. Los uniformados trataron de calmarle, pero su pedido solo ocasionó que la ciudadana se alterara más y le propinara al joven varios golpes de puño y le rompiera un coco en la cabeza.

No conforme con agredir al ciudadano, la mujer intentó golpear al oficial de Policía que se encontraba a cargo del procedimiento, sin embargo no logró hacerlo, ya que el uniformado fue puesto a buen recaudo.

Los insultos y amenazas de la ciudadana cada vez subían de tono, por lo que tuvieron que solicitar la presencia de una mujer policía, para que le neutralizara y poder aprehenderla, luego de utilizar gas pimienta, intentando calmar los ánimos de la sospechosa que se tornaba peligrosa.

La aprehensión
La víctima fue un joven de 23 años, quien señaló que fue alertado por su compañera cajera de que la sospechosa salió del sitio de manera apresurada, llevando consigo una cartera sin cancelar su valor. Cuando salió y le pidió a la mujer revisar la cartera empezó el problema, ya que ocultaba unos vestidos, también robados.

La sospechosa fue identificada como Rosiris Mercedes H., de 42 años, quien fue ingresada en el CDP-I.