Exteodoristas volvieron a reencontrarse

teodoro
Ibarra
.- Cerca de 450 exestudiantes y exdocentes de la Unidad Educativa Teodoro Gómez de la Torre, TGT, se reunieron ayer para recordar la época del colegio.

Luego de hacer un pequeño recorrido por las calles tocando los instrumentos de la banda musical, llegaron al coliseo de la institución para iniciar el acto.

Cantando el himno a la institución comenzó el evento, donde fueron homenajeados cinco exmaestros y la secretaría: Rosita Orquera, Gerardo Machado, Franklin Gomezjurado, Hugo Narváez, Luis Ortiz y Fausto Espinosa de los Monteros.
Aquí estuvieron alumnos desde la promoción del 60. Fabricio Reascos, exestudiante, dijo que esta idea nació en diciembre y que al fin se logró plasmar.

“Quisimos reunirnos los exteodoristas de todas las promociones, realizar varias actividades, pero una de las principales era homenajear a los maestros que nos forjaron en las aulas”, dijo Reascos.

Recuerdos.- Franklin Gomezjurado recibió una placa por su labor. Estudió en el Teodoro Gómez de la Torre y fue profesor de Educación Física durante 46 años.

Se jubiló hace cinco años y aseguró que el vínculo ha permanecido, ahora forma parte de la Asociación de Jubilados de la institución. “La satisfacción que tengo es que a donde voy me encuentro con algún amigo, a veces no me acuerdo el nombre, peor el apellido, pero siento que ese afecto que han tenido conmigo se manifiesta día a día”, dijo Gomezjurado.

Volver a reunirse con excompañeros y exalumnos para Franklin es recordar que “nuestro centenario fue testigo de muchas luchas inclusive institucionales que los mismos maestros liderábamos por una mejor posición, por ser mejor atendidos por los gobiernos. Todo eso está imborrable en mi memoria y me siento contento también porque lo que hice aquí ha dado sus frutos”.

Cambios.- Era 1968 cuando Gerardo Machado ingresó al Teodoro Gómez a impartir sus conocimientos como maestro de Química, se jubiló en 2010.

Para Machado es grave la situación en la educación actual. “Ahora son simples profesores que no más leen un texto y le dicen al estudiante que vuelva a resolver eso, ya no hay la experiencia vivida año tras año frente a la juventud y eso es sumamente grave”.

Marco Echeverría Bucheli se graduó hace 33 años. Dijo que el reencuentro “es una experiencia única ver a personas que formaron parte de la vida de uno y la siguen formando de alguna u otra manera”.