Exreinas plantearán su propuesta al municipio

Ibarra. Algunas de las exreinas de Ibarra se reunieron ayer para dar a conocer a la ciudadanía los avances en la reforma de estatutos de la Fundación Reina de Ibarra y cambios en la programación de la elección y coronación.

Se anunció que serán recibidas en la próxima sesión del Concejo municipal para plantear la propuesta oficial y solicitar que el GAD ceda a la Fundación, la potestad de realizar el reinado.

Apoyo mayoritario. A la rueda de prensa asistieron ocho exreinas y la actual soberana, Milena Gusmán. Carla Proaño, reina 2007-2008, comentó que pudieron contactar a 40 de 53 exreinas, quienes habrían apoyado esta iniciativa. “Algunas de ellas incluso están fuera del país, pero desde España o Estados Uni-dos están aportando con sus criterios. Va a ser un trabajo arduo pero nos llena saber que el grano de arena de cada una lo vamos fortaleciendo en un puñado”, dijo.

Piden respeto. Proaño destacó también que entienden y respetan los criterios y las opiniones que se han intercambiando con respecto a este tema, sin embargo, solicitó el mismo respeto para ellas que consideran que la tradición de 53 años no puede suspenderse, pero sobre todo por la labor que una reina cumple.

La fundación. La idea de crear la Fundación Reina de Ibarra nació de Yadira Oña, reina 1993-1994, y comentó que fue un honor ver plasmado su sueño ya que además era una necesidad.

En este tema, Andrea Cazar, reina de Ibarra 1996-1997, dijo que es una fundación sin fines de lucro que se reactivó cada cierto tiempo y en la actualidad cuenta con una reforma de estatutos y cambios, con la finalidad de poder dar continuidad a la labor para la que fue creada. “Está jurídicamente establecida por lo que queremos ya comenzar a reactivarnos”, explicó.

Esperan respuesta positiva. Catalina Larrea, reina 2002-2003, dio a conocer que tras realizar una solicitud para llegar al Concejo municipal, serán recibidas el próximo miércoles en donde tienen planificado explicar la manera en la que están trabajando y solicitar que el GAD les ceda la potestad de hacer el reinado con los cambios planificados. “No buscamos tener problemas sino todo lo contrario. Nosotras queremos tener un acercamiento con las autoridades para que nos permitan hacernos cargo del evento”, dijo.

Cambios. En cuanto a los cambios que plantearán, Larrea mencionó que, por ejemplo, el evento galante no será extenso y será una plataforma para mostrar los talentos locales con artistas talentosos que atraigan también a los visitantes. En este tema también se explicó que con el evento de elección y coronación se logra dinamizar la economía de la ciudad por lo que además han pensando en este aspecto como uno de los prioritarios.

Las cosas claras. Las exsoberanas de la ciudad dijeron que el objetivo es que las cosas queden claras y que sean legales para evitar problemas futuros, su intención es que a través de la derogatoria y una carta pública les cedan el evento.

Al preguntarles sobre la premura y si estarían listas para hacer el evento en tan poco tiempo, ya que estamos a pocos días de iniciar el mes de septiembre, Proaño dijo que sí lo harán.