Expectativas y cambios en el nuevo año escolar

altTulcán. Este lunes, en base a un cronograma establecido por los distintos establecimientos educacionales en seis cantones del Carchi, entre las 7:30 y 9:00 se inaugurará el presente año escolar 2 011 – 2 012.

 Expectativa. Sin embargo, aún se desconoce cuántos educandos en los sectores rural y urbano han sido calificados, ni el número de maestros a los que les anularon sus contratos en las últimas semanas. 
Tras la culminación del periodo ordinario de matriculas en el departamento de Estadística de la Dirección de Educación del Carchi, pero sin ningún resultado. 
Los responsables aducen que una vez terminado el periodo extraordinario y después de treinta días recién se conocerá el numérico real de alumnos inscritos, algo parecido sucede con el número de escolares que no aprobaron el año anterior.

El director provincial de Educación, Camilo Noguera aseguró que la infraestructura física educativa en esta jurisdicción está en buenas condiciones, dejando entrever que centros de educación inicial, escuelas y colegios prestan las garantías para acoger tanto a educadores como educandos.
No obstante, se trata de un año escolar distinto debido a los cambios sustanciales que sufre la educación en el país, especialmente por los horarios o nueva modalidad en el bachillerato.
El bachillerato general unificado genera más de una interrogante en padres de familia y maestros, más aún cuando en el tercer año (antes sexto curso) los estudiantes podrán optar por una especialidad.      

  Reacciones. Lucía Rosero, estudiante del Instituto Tulcán, quien fue inscrita en el primer año de bachillerato unificado (antes cuarto curso) está confundida, ella tenía previsto seguir Físico Matemáticas, pero ante las nuevas disposiciones no podrá escoger especialización como sucedía hasta hace un año.      
Mientras que la obligatoriedad en el cumplimiento de ocho horas diarias ha provocado más de una reacción, ya que a diferencia de otros años los educadores deberán permanecer en los establecimientos durante el horario establecido.
Esther Pozo, maestra rural de Montúfar está preocupada, pues advierte que su vida cambiará con el nuevo horario. “Ahora tendremos que financiar la alimentación del medio día, ya que debemos permanecer en las comunidades hasta las 16:00”, agrega Pozo.
En cambio que, Juan Ponce, padre de familia de Espejo califica como positivos los cambios, pero considera que sí educadores y autoridades gubernamentales no logran espacios de concertación habrán tropiezos.