Exhuman cadáver de Allende para investigación.

altSantiago.  ¿Se suicidó realmente Salvador Allende? ¿Murió combatiendo, lo asesinaron, lo remataron?

 Investigación. Los interrogantes que rodean la muerte del presidente socialista chileno —figura emblemática de la izquierda latinoamericana— persisten 38 años después de su deceso.
El misterio, no obstante, podría ser resuelto tras la exhumación del cadáver, mañana, que pretende determinar con exactitud qué sucedió el día del golpe militar de Augusto Pinochet.
La versión oficial de la dictadura, inaugurada el 11 de septiembre de 1973, afirma que Allende se suicidó con el fusil de asalto AK-47 que le regaló su amigo Fidel Castro en 1971.

Una autopsia nocturna en el Hospital Militar, un entierro rápido y casi clandestino, un testigo que afirma que lo vio suicidarse y un forense que dice que Allende recibió dos balas en la cabeza, alimentan las dudas.
Con el visto bueno de la familia de Allende, el juez Mario Carroza ordenó la exhumación y creó un equipo internacional de expertos forenses, algunos con reconocimiento mundial, que incluye a siete chilenos y cinco extranjeros para que realicen el análisis de los huesos de Allende, que yacen en un mausoleo familiar en Santiago.
Durante (1973-1990) permanecieron en una tumba casi anónima en un cementerio de Viña del Mar.