Exhibición fotográfica atrajo a los otavaleños

fotosMúsica, poesía y danza fueron las manifestaciones culturales que hubo en el parque Bolívar. Turistas locales, nacionales y extranjeros disfrutaron de uno de los eventos que consta en la macro programación de Octubre Rojo y Libertario.

El Colectivo Trovasur invade espacios públicos con la finalidad de concienciar a la gente y sobre todo para brindar apoyo a la cultura y al arte otavaleño, demostrando compromiso social con la ciudadanía. PROGRAMA Hubo una exposición fotografía intergeneracional de artistas otavaleños como Patricio Castro, Daniela Nicolalde, Pedro Nicolalde, Marcelo Quinteros y Diego Bosmediano.

En el show musical estuvo presente Cristian García, cantante quiteño; Roberto Navarrete, un referente otavaleño, el Grupo Sendero, de música latinoamericana que ha estado en festivales nacionales e internacionales, Bolívar Yépez, talento local y los poetas Juan Suárez, quien tiene publicaciones en revistas y en poemarios a nivel nacional e internacional y Fernando Guevara, san pableño con gran trayectoria.

Wladimir Iza, miembro del Colectivo Trovasur, manifiesta que esta iniciativa se realiza con el propósito de trasladar la memoria histórica al tiempo presente, es importante recordar cómo fue Otavalo antes y cómo es ahora, pues a muchas personas les trae recuerdos tristes y alegres de lo que vivieron en esa época. ‘‘Nosotros en este tipo de festivales hacemos una plataforma para los artistas locales y nacionales lo que nos permite hacer un intercambio cultural’’, dice Iza.

Trovasur cuenta con un equipo de jóvenes y personas adultas apasionadas al arte y a la cultura. Pintores, poetas, escritores, trovadores, quienes se encargan de articular y coordinar eventos comprometidos con la sociedad. Miguel Gualsaquí, habitante de Otavalo, manifiesta que este tipo de eventos integran a los otavaleños y pueden compartir sus experiencias con los demàs, pues él recuerda a través de las fotos antiguas cómo fue el Valle del Amanecer en la antigüedad.

‘‘Tengo nostalgia al ver cómo fue y cómo es hoy Otavalo, me hace recordar las costumbres y tradiciones que habían en el cantón’’, dice Gualsaquí, de 75 años. Manifiesta que se deben seguir impulsando este tipo de eventos para que se conozca la historia de Otavalo, y sea parte de la educación de las nuevas generaciones.