Exescuela es una guarida de ladrones

Ibarra. En Alpachaca se esconde un lugar que ha sido olvidado por todos.

Escuelita “José Tobar To-bar” era el nombre de este centro de estudios que cerró sus puertas en 2015. Hoy buscan que se le dé un buen uso a este espacio.

El malestar. La exescuela está ubicada en el barrio 15 de Diciembre, en Alpachaca. Vecinos del sector manifestaron que este espacio se ha convertido en una “guarida” de ladrones.

“Tenemos mucha preocupación porque esta escuelita se ha convertido en un lugar abandonado.

La casa está completamente desmantelada y lo que más nos alarma es que se ha convertido en un lugar de refugio para delincuentes”, dijo Abelardo Carlo-sama, presidente del barrio.

El vocero además manifestó que su pedido es que se haga buen uso del sitio como el de colocar un sub centro de salud.

Segundo Estrada, vecino y uno de los fundadores de la exescuelita, de igual manera hizo un llamado para que se tomen medidas ante este problema que les preocupa por el peligro que se ha incrementado al ser este sitio un espacio abandonado y que provoca que se incremente la delincuencia.

El por qué cerró. “Tenemos conocimiento que desde el 2013 la escuelita vino con una baja en la cobertura educativa por cuanto esta institución se encuentra situada en un área vulnerable y con altos índices de inseguridad. Esto provocó que en el 2015 se realice su cierre”, explicó Jacqueline Robles Miranda, Directora Distrital de Educación encargada.

Uso actual. Robles manifestó que al momento este sitio se encuentra como un centro de acopio de los pupitres que han dado de baja en otras instituciones educativas y que estaba la planificado el proceso de chatarrización para este año pero por cuestiones de carácter administrativos no se ha podido realizar.

Inspección. “El año pasado estuvimos en el sector y tuvimos un acercamiento con la comunidad y para mirar las condiciones en las que se encontraban las aulas. Allí nos supieron manifestar que se haga el adecentamiento de la institución educativa para que ellos puedan hacer uso del espacio como una casa comunal o a su vez como un sub centro de salud”, dijo Jacqueline Robles.

También comentó que hablaron con las personas del lugar y les habían manifestado que para concretar su pedido debían presentar un proyecto debidamente sustentado por el hecho de que al ser un bien público tienen que contar con documentos en los cuales se explique el uso que le van a dar y cómo se va a entregar a la comunidad.

Cómo solucionar. Al momento desde el Distrito de Educación informaron que al momento no se han hecho presentes las personas del sector para entregar el proyecto y que se pueda empezar a cumplir el pedido que solicitan.

Ahora este espacio abandonado solo necesita de un proyecto que sea presentado por parte de la comunidad y así pueda darse una solución a este problema.