Ex obreras de Ripconciv se muestran inconformes

p5f1OTAVALO. Teresa Perugachi, madre de familia de tres hijos, asegura que el pasado 23 de septiembre, firmó un contrato de trabajo, supuestamente para un año, con la empresa Ripconciv, que es la encargada de la construcción del nuevo mercado de la ciudad. Perugachi laboró hasta el pasado mes de diciembre y según ella, fue despedida sin ninguna explicación. Ella junto a tres compañeras presentaron una denuncia en la Inspectoría de Trabajo.

OBRA. La construcción del nuevo mercado es una de las obras más grandes que se ha emprendido en la ciudad. Actualmente la construcción tiene un avance del 32%, que según Santiago Jaramillo, Superintendente del Proyecto, este porcentaje tiene un 5% de adelanto sobre lo planificado en el cronograma inicial. ‘El proyecto tendrá un costo de 17 millo-

nes, en su etapa de estructura, está casi al 80% y en el nivel 4 hemos empezado a realizar algunos trabajos de albañilería y enlucidos’, asegura el Superintendente.

TRABAJADORES. “Según Jaramillo, en la obra se encuentran laborando alrededor de 300 obreros locales y foráneos. ‘Los trabajos se realizan de 7 a 6 de la tarde de lunes a sábado y los domingos se trabaja medio día”, dice Jaramillo.

EXPLICACIÓN. Con respecto a la denuncia presentada por un grupo de ex trabajadoras de la compañía, que aseguran haber firmado un contrato de un año y haber sido despedidas sin motivo, el Superintendente, explica que ‘el personal que se encuentra laborando actualmente, tiene como mínimo cinco meses en el proyecto. Originalmente los contratos se estipulan por tres meses, como dice la ley y posteriormente a ese plazo que se ha cumplido se ve si el personal continúa laborando o no’.

TODO EN ORDEN. Jaramillo asegura que se la Compañía tiene toda la documentación en regla. ‘Hemos tenido algunas visitas de la inspectoría laboral, todo se encuentra en regla, los contratos se encuentran legalizados en el Ministerio de Trabajo’.

MUJERES. En el proyecto, según el Superintendente, aproximadamente el 15% de los obreros son mujeres, las mismas que tienen contratos de categoría ayudantes o peones, esta categoría tiene como principales actividades, limpieza, traslado de material, actividades que las mujeres lo pueden realizar, ante esto Perugachi asegura que ellas realizaban los mismos trabajos que los hombres.