Evaluaciones quimestrales

Pasa el tiempo con relativa rapidez y hoy nos encontramos en las evaluaciones finales del primer quimestre, según la normativa vigente, en la ponderación final representan el veinte por ciento de la calificación quimestral. Se observa a padres, madres de familia y estudiantes preocupados por prepararse adecuadamente para estas evaluaciones sumativas, los centros de nivelaciones de conocimientos y aquellos que ofertan tareas dirigidas se encuentran casi llenos.

La actitud de la comunidad educativa es buena, pero a veces mal enfocada, no debe ser el deseo apurado y al final, el que guíe a los estudiantes y sus padres en esta parte del año escolar; debe ser una participación constante, sistemática y hasta ordenada la de todos los actores educativos en todas las actividades académicas y no solo los exámenes quimestrales. Nos hemos convencido que alcanzar un diez sobre diez es la meta final de la educación, sin considerar que sobre estas calificaciones cuantitativas están otras valoraciones cualitativas que realmente marcarán a nuestros estudiantes para toda la vida tales como: verles respetuosos, hacerles solidarios, criarles responsables entre otros valores. El acompañamiento que requieren nuestros estudiantes es permanente, no solo los quince días que duran las evaluaciones de fin de quimestre, recordemos siempre que la educación no es el fin, sino más bien el medio para conseguir buenos seres humanos con un alto compromiso social y ambiental.