Evacúan los patios policiales

p9Combustible decomisado en distintos operativos policiales en la frontera norte fue almacenado y traslado hasta Petroecuador en Quito e Ibarra.

evacuación. La iniciativa hace parte de un proyecto de la Policía Nacional para descongestionar los patios policiales, tanto del combustible como de los vehículos retenidos por delitos hidrocarburíferos. Milton Zárate, director nacional de la Policía Judicial, indicó que desde Carchi se trasladaron 11 969 galones de diésel, 3 178 galones de combustible, 396 cilindros de GLP y 2 000 bidones plásticos de diferente tamaño.

delito. Zárate, indicó que el combustible depositado en los patios de la Policía Judicial es desde 2008 y proviene de los decomisos de hidrocarburos en pasos ilegales, además de operativos desarrollados  en Carchi para frenar la fuga de combustible al vecino país. Según el oficial, 18 vehículos relacionados a delitos de hidrocarburos  en Tulcán y San Gabriel  también serán trasladados hasta Quito, quedando pendientes 29 automotores.

petroecuador. Rubén Recalde, representante de Petroecuador, indicó que el combustible será sometido a estudios y análisis para determinar si es reutilizable. También los automotores serán verificados por una comisión para determinar su destino o incluso proceder a la chatarrización. Varios de estos automotores son de placas colombianas.

evidencias. Para el transporte de combustible se utilizaron 2 camas bajas para el traslado de vehículos, 1 camión   para el traslado de cilindros de GLP, 1 piscina de medición, 1 vaqium de 2000 galones de capacidad para la absorción de combustible y 2 tanqueros de 7000 galones de capacidad cada uno para el traslado de combustible. Se prevé con esta iniciativa en Carchi, evacuar los patios policiales, despachando vehículos y combustible, además de prevenir que puedan ocurrir accidentes y generar un mayor orden en estos espacios de la Policía.

destrucción. En otras provincias se desarrollan iguales propuestas para que los patios de la Policía Judicial no estén saturados. Se prevé evacuar armas, motocicletas, artículos de cachinería, vehículos, combustible y demás. De acuerdo a un reglamento vigente, las evidencias ingresadas a la Policía Judicial, pueden ser destruidas luego de tres meses de estar guardadas. Luis Báez, jefe de la Policía Judicial de la provincia, indicó que el trabajo es posible gracias a la coordinación institucional. Manifestó que el contrabando de combustible en la zona norte implica, en la mayoría de casos, a ecuatorianos.