Estudiar y trabajar, ¿Sí se puede?

Ibarra. Jóvenes dividen su tiempo entre sus estudios universitarios y un trabajo. Una práctica que les permite solventar los gastos que tienen a lo largo de su carrera.

A poco de cumplir su meta. Jonathan Guerrero, de 24 años, es un joven estudiante ibarreño que ha dividido su tiempo entre su carrera de Ingeniería en Electrónica y Redes de Comunicación, en la UTN, y su trabajo en el distribuidor de suministros Provesum.

“Vengo trabajando y estudiando cuatro años. Esto lo hago para solventar gastos personales y de la carrera. Es muy sacrificado por el tiempo pero he tenido el respaldo de mi jefe para poder acoplar mi tiempo a las horas que tengo clases”, comentó Jonathan.

Ejercer su profesión. La misma realidad la vive Bryan Catota, estudiante de Diseño Gráfico de la UTN, quien comparte tiempos con sus horarios de estudio y el trabajo en el Grupo Corporativo del Norte.

“Empecé a trabajar apenas me gradué del colegio. Llevo un año y medio dividiendo mi tiempo entre los estudios y lo laboral. Es duro poder cumplir con esto pero satisfactorio si hacemos lo que nos gusta y complementa con lo que estudiamos”, dijo Bryan.

Datos en dos universidades. Tanto en la UTN como en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Ibarra, PUCE-SI, existen estudiantes que han dedicado su tiempo a ambas actividades. En la UTN existen un total de 1 285 estudiantes que trabajan y estudian.

La más numerosa pertenece a la carrera de Derecho, FACAE, con 142 estudiantes.

Mientras que en la PUCE-SI, de un total de 2 800 estudiantes, el 40% dedica su tiempo a la carrera y a algún tipo de empleo.

“Los estudiantes eligen la opción de la noche para matricularse por el motivo de que pertenecen a algún trabajo o están en busca de uno”, dijo María José Rubio, prorrectora de la PUCE-SI.

Además mencionó que la mayoría son de la Escuela de Negocios.

Respaldo. La PUCE-SI, con el fin de respaldar a sus estudiantes, ayuda con la pensión diferenciada, becas, estudiantes de mi primer empleo, que cuentan con un sueldo, y las pasantías.

Generalmente los estudiantes que trabajan en la PU-CE-SI optan por horarios en la tarde y la noche. La mejor beca es de Excelen-cia Académica. Un beneficio del 80 % de la beca para el primer estudiante.

Mensaje. Jonathan y Bryan enviaron un mensaje a todos los jóvenes para que sigan adelante y no se rindan por alcanzar sus sueños. Además de que opten por un empleo en donde apliquen sus conocimiento aprendidos en las aulas.

Jonathan Guerrero (d), estudiante ibarreño, divide su tiempo entre sus estudios en la Universidad Técnica del Norte, UTN, y su trabajo en el distribuidor de suministros Provesum.
Bryan Catota (i), es estudiante de la UTN, él aplica en lo laboral lo de su carrera.