Estudiantes del Instituto 17 de julio saben aprovechar la penca

El agave (la penca) es una planta que se la encuentra en las montañas que rodean a la provincia de Imbaburay de donde se extrae el Chaguarmishqui.

Sin embargo, desde el Instituto Superior Tecnológico 17 de Julio ya han empezado a aprovechar otros beneficios y productos que puede dar esta especie.

Jimmy Guazumba, un estudiante de la carrera de Tecnología Superior en Química y miembro del Club de Ciencias de este plantel de estudios, se le ocurrió ponerse a estudiar esta planta y ver cómo se la puede aprovechar al máximo.

Con la guía y asesoramiento de sus docentes se puso manos a la obra. Le tomó un mes analizar todo lo que responde al tema teórico y posteriormente trabajó netamente en lo práctico.

Logró crear sus dos primeros productos. Se trata del Miske San Miguel (en honor a San Miguel de Urcuquí, donde se ubica en instituto) y un Shampoo. Sin embargo, él no espera detenerse ahí, ya que, según el estudiante de Química, de esta planta se puede extraer miel, cremas, entre otros productos, pero, según Jimmy, lo más importante es que se pueden crear varias fuentes de trabajo.

“El instituto siempre ha tenido esa apertura con los estudiantes para ayudarnos en el tema de investigación y en la generación de nuevos proyectos. Para generar mi proyecto, que es la producción de miske a partir de agave azul, el instituto me apoyó en el tema de los equipos, ya que se necesita varias máquinas, entre ellas el destilador y las probetas, para procesar la materia prima”, mencionó Guazumba.

Él también confía que con este proyecto podría abrir varias fuentes de trabajo en este cantón imbabureño.

Durante la época más crítica de la pandemia, Jimmy junto a otros estudiantes del Instituto Superior Tecnológico 17 de Julio rectificaron 1100 litros de alcohol artesanal que fueron entregados por la Empresa Nacional Minera.

De esa cantidad, lograron obtener alcohol para la desinfección de las manos y superficies y también elaboraron gel antiséptico.

El producto posteriormente lo entregaron en varios de los sectores más apartados de la provincia de Imbabura.

Diana Aguilar es una de las docentes de la carrera en Tecnología Superior en Química.

Ella explicó que, los estudiantes tienen luz verde para dar rienda suelta a su imaginación. Por ese motivo, además del proyecto de Jimmy, quien tiene al agave como producto principal, ya tiene en marcha proyectos en diferentes áreas.

Por ejemplo, los biodigestores que son alternativas ecológicas para poder crear un biogás (combustible natural de bajo costo).

También están las composturas, de donde obtienen abono orgánico a partir de restos de vegetales y animales. Además, están trabajando en la creación de bioplásticos.

Este producto se puede elaborar a partir de cáscaras de alguna fruta, entre ellas el plátano y el mango, materia prima con la que ya han trabajado y que buscan seguir perfeccionado durante este año.