Estudiantes incrementarán protestas si Guillermo Lasso insiste en los recortes

Los estudiantes universitarios de Ecuador “radicalizarán” sus protestas contra el Gobierno del presidente Guillermo Lasso si este insiste en sus recortes al presupuesto de los centros de estudios superiores, aunque entre sus demandas también está una proyección social que comparten con otros grupos sociales.

“Hemos llegado al contexto de estallido. No hemos recibido respuesta del Gobierno central, del ‘Gobierno del encuentro’. El Gobierno no quiere dialogar y hace oídos sordos a nuestras demandas”, se quejó a Efe el presidente de Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE)-Nacional, Mauricio Chiluisa.

“En los próximos días el Gobierno debe enviar la proforma presupuestaria para 2022 y, si se confirma el recorte, la FEUE no descarta en ir radicalizando su proceso de movilización y estaremos en las calles defendiendo los derechos de los ecuatorianos”, aseguró el dirigente estudiantil.

La FEUE es una de las organizaciones de la plataforma que, encabezada por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), saldrán a las calles este miércoles en la que es la segunda protesta social desde que Lasso llegó al poder el 24 de mayo.

Convocada en 23 de las 24 provincias de Ecuador, la convocatoria busca urgir al nuevo Gobierno a que resuelva los graves problemas sociales y económicos del país, como desempleo, pobreza, alentar a la defensa de los servicios sociales y del Instituto de la Seguridad Social (IESS), y preservar una agenda antiextractivista.

Una mezcla de intereses de todas las organizaciones de la plataforma en la que la FEUE representa las preocupaciones estudiantiles tras dos años de recortes presupuestario a las universidades e institutos politécnicos.

“Lasso no ha cumplido sus promesas de campaña. Su reforma de la Ley orgánica de educación superior (LOES) no responde a intereses de la comunidad universitaria y afecta al derecho fundamental a la educación”, denuncia Chiluisa al recordar los “145 millones de dólares” que estos centros han perdido conjuntamente en los presupuesto de 2020 y 2021.

Y explica que el Gobierno, pese a sus promesas electorales de facilitar la educación a más ecuatorianos y “ampliar la oferta académica”, conduce son su propuesta a una pérdida de calidad educativa mediante la masificación de las aulas.

Aunque de forma separada de la plataforma, la FEUE llevó a cabo una primera protesta el 9 de agosto, y luego se sumó a la primera marcha conjunta dos días después.

“El presupuesto (para la enseñanza superior) se redujo en los últimos cinco años en 450 millones de dólares”, afirmó.

La principal protesta la tarde de este miércoles recorrerá las calles del centro histórico de Quito hasta la Plaza de Carondelet, sede de la Presidencia, donde a esa misma hora Lasso tiene previsto anunciar los primeros cambios de su gabinete de Gobierno, tras algo más de 100 días en el Gobierno.

Por el momento se han conocido este martes las renuncias de la ministra de Inclusión Social, Mae Montaño, y del gobernador de la provincia de Guayas, José Vicente Taiano, aunque la “rumorología de Palacio” habla de otros reemplazos desde hace días.

Como cartel de salida, los manifestantes enarbolarán otra de sus demandas más insistentes de los últimos meses, la de que el presidente derogue un decreto de su predecesor, Lenín Moreno, que fijó un sistema de bandas para el determinar el precio del combustible, y que ha acabado por generar una subida al consumidor.

En 2019, un decreto de Moreno eliminando los subsidios a la gasolina, provocó la peor ola de violencia civil en Ecuador en décadas, con al menos seis muertos y 1.500 heridos.

“Queremos que derogue el decreto y exigirle que escuche a la comunidad universitaria y pare la reducción presupuestaria, un alto a la minería, que respete al IESS, que entregue recursos económicos, porque en 100 días no ha hecho mayor cosa por resolver los problemas fundamentales de los ecuatorianos, como son trabajo y salud”, resumió Chiluisa.