Estudiantes de la PUCE-SI ganan concurso en el marco del Habitat III

premio

IBARRA. Gabriela Vásquez, Diego Fonseca, Carlos Masabanda y Luis Rivadeneira, estudiantes del séptimo semestre de la carrera de Arquitectura de la PUCE-SI, lograron el primer lugar en el ‘Concurso para la Innovación de Mobiliario Urbano de Hormigón’, promovido por la Unacem en el marco del Habitat III.

El ‘mobiliario flexible’ hecho por estos cuatro jóvenes se está exhibiendo en el parque El Ejido de Quito, y estará de forma permanente en Habitat Village.

Diego Fonseca, representante de este grupo, indica que el proyecto lo realizaron hace algunos meses.
El tutor de este grupo los motivó para que participen en esta convocatoria.

En este concurso de mobiliario urbano se trataba de presentar una propuesta para hacer un proyecto que se adapte a los contextos físicos de Ecuador.

Además, que pueda sustentar el déficit de mobiliarios que existen en las ciudades, actualmente por la economía.
Una de las especificaciones técnicas es que el proyecto tenía que tener un acabado de hormigón.

Antes de presentar esta obra arquitectónica, el grupo se reunió y con una lluvia de ideas que tuvieron nació el diseño y fueron adaptando varios elementos.

Su mobiliario es modular y versátil y puede adaptarse a cualquier sitio y, asimismo, a toda tipología.

“Lo que nosotros tratamos de hacer es que no solo sea de hormigón sino de darle unos pequeños accesorios. Utilizamos el acero inoxidable para la unión de los elementos, también propusimos un toma corriente para que puedan cargar los celulares”.

Este asiento tiene iluminación para que pueda apropiarse en cualquier espacio.

El proyecto es parte de un módulo que forma un banco, este puede ser lineal, circular y así mismo tiene la ventaja de longitud.

“Puedo hacer de tres, cuatro, cinco a seis módulos y hacer bancas de cualquier longitud que se requiera”, dice Diego.

APOYO

Este futuro arquitecto explica que la Universidad no los ayudó como ellos querían. “Como todos tenemos problemas tratamos de resolver ese tipo de inconvenientes económicos para nosotros sustentar.

La Universidad lastimosamente no nos pudo solventar de esta manera y de alguna u otra forma no tuvimos el apoyo”.

Los chicos gastaron alrededor de 800 dólares para construir el prototipo.

Unacem les patrocinó todo el cemento. “Por parte de esta empresa fue un apoyo total”.
El pasado 3 de octubre instalaron esta banca en el parque El Ejido. Mientras que el 11 del mismo mes se realizó la premiación.

Que se presenten estos proyectos en el Habitat III es gratificante para estos cuatro jóvenes.

PROPUESTA

La propuesta de Unacem Ecuador, con el apoyo del Municipio de Quito, tuvo como objetivo involucrar a los ciudadanos en un diseño más sostenible de las ciudades e influir en la planeación de estos espacios, enfrentándose al reto de innovar en las técnicas constructivas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

El jurado del concurso fue multidisciplinario y estuvo conformado por delegados de las Naciones Unidas, Municipio de Quito, Unacem Ecuador, Colegio de Arquitectos y expertos en urbanismo. Ellos evaluaron cada proyecto y escogieron a los finalistas.