Estudiante en Antonio Ante portaba un arma de fuego entre los cuadernos

Antonio Ante. Miembros de la Policía Nacional del móvil San Roque Marín, mientras realizaban un patrullaje en la parroquia Andrade Marín, fueron alertados por la rectora de una unidad educativa del sector, quién denunció que uno de los alumnos del plantel portaba un arma de fuego.

De inmediato los uniformados dieron aviso a los agentes de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes, Dinapen, para que tomen procedimiento en el hecho.

Los hechos. Al ingresar al centro educativo identificaron al adolescente y, en presencia de la rectora y el inspector, buscaron en el interior de la mochila del menor S. Y., de 15 años de edad, comprobando que lo mencionado por la autoridad del plantel, era una información certera.

Al abrir el cierre de la mochila roja se encontraron con un arma de fuego plateada, marcada con las iniciales SHOTS. De inmediato los agentes dieron a conocer la novedad al fiscal de turno, quién dispuso que se realice la aprehensión del adolescente.

Procedimiento. El menor fue retenido y luego trasladado hasta la Unidad Judicial de Atuntaqui, en donde se le realizó una valoración para comprobar que no presente muestras de golpes ni hematomas.

En la tarde de ayer fue ingresado en el Centro de Adolescentes Infractores de Ibarra, CAI-I, en donde deberá permanecer antes de ser puesto a órdenes de las autoridades. Mientras que el arma de fuego decomisada, fue ingresada el centro de acopio de la Policía Judicial de Otavalo bajo la respectiva cadena de custodia.

Durante la audiencia de flagrancia se conocerá cuáles serán las medidas impuestas por el juez especializado en adolescentes infractores, dependiendo de lo que solicite el fiscal a cargo de la causa.

En la mayoría de los casos, por este tipo de delitos, los menores infractores deben cumplir con medidas socioeducativas.