Estudiante de Ibarra ganó un concurso nacional de relatos

Ibarra. Adamary Reina, de 18 años, es una joven apasionada por la lectura y la escritura. La graduada de la unidad educativa Fátima, cuenta que siempre mostró aptitud para el mundo de las letras y gracias al apoyo que tuvo por parte de sus docentes se animó a postular a la convocatoria realizada por el Ministerio de Educación en el año 2017.

El concurso. “Se trataba de escribir un cuento con valores, escribir historias de vida, anécdotas y cuentos dentro de un programa denominado ‘Nuestras Pro-pias Historias’. El proceso fue bastante largo porque la postulación la hice cuando estaba en segundo de bachillerato pero los resultados llegaron la semana pasada”, cuenta la joven.

Historia. Su historia, sin duda, tocó los corazones de los miembros del jurado calificador pues se trata de una historia de amistad y de inclusión. “Me inspiré en un amigo que es ciego y cuenta cómo se puede enfrentar a ese reto de no poder ver. Mi cuento trataba de un niño que quería jugar fútbol y entonces se buscó el método de poner a la pelota un chinesco para que pudiera jugar porque, aunque no puede ver, tiene desarrollado el oído. Trata de una amistad y salen adelante juntos”, resume Adama-ry.

Su inspiración. Su amigo Milton fue la inspiración de este cuento. “Siempre me pareció una persona admirable. Es una dificultad grande pero sabe cómo salir adelante”, dijo.

Además, contó con el apoyo de sus docentes, Carlos Andrade y Doris Amaya, quienes estuvieron ayudando a pulir las ideas y el trabajo que finalmente fue presentado en formato digital.

Contento. Para Rodrigo Manosalvas, rector de la unidad educativa Fátima, este es un logro bastante importante para la institución. “Ella ha participado en varias ocasiones, es un talento natural y por esta razón, nos llena y queremos que los jóvenes vean en ella una inspiración”, enfatizó.

Nueva meta. Adamary a-hora está aprendiendo Braille porque su siguiente meta es regalar el cuento a su amigo Milton. “Ya a-prendí y estoy transcribiendo.

Lleva un gran sentimiento y regalarle el cuento es mi objetivo”, afirmó.