Estricto control a informales en Ibarra

Ibarra. El enojo de los jóvenes que se dedican a limpiar parabrisas en los semáforos en el momento en que los conductores no les colaboran es evidente. “Tengo ganas de hacer pedazos un parabrisas”, dijo un joven ayer en el momento en que un transportista le dijo que no “limpie” su carro.

Esto ha motivado para que las instancias de control y seguridad continúen realizando actividades relacionadas con garantizar el orden público.

Ayer el personal de los agentes de control municipal colaboró en un operativo de control de personas que se dedican a la venta de caramelos y a los limpiaparabrisas en los semáforos de la ciudad de Ibarra.

En un trabajo conjunto con la Policía Nacional se procedió a realizar el trabajo de acuerdo a las competencias de cada institución.

Reuniones claves. En esta semana se llevó a cabo una reunión de trabajo organizado por la Policía Nacional.

El auditorio de la Unidad Educativa Luis Leoro Fran-co, bloque 3, fue el escenario en donde estuvieron presentes el Intendente de Policía, Miguel Seraquive, ECU-911, Agentes Civiles de Tránsito, Secretaría de Gestión de Riesgos, Agentes de Control Municipal, padres de familia, estudiantes y autoridades del plantel, donde se trató temas inherentes a la competencia de cada institución.

Testimonio ciudadano. “Los agentes de control deberían permanecer siempre en estos espacios, igual la Policía Nacional. Ya que de lo contrario en el momento que les desalojan, los “vendedores” se van, pero pasa unos minutos y nuevamente regresan”, dijo Laureano Enríquez quien habita cerca a la intersección de la Av. Cristóbal de Troya y Fray Vacas Galindo. La ciudadanía está preocupada.