Estrés y depresión

Generalmente se produce por la falta de dinero que en estos tiempos es muy común, el circulante es muy escaso y la economía se encuentra muy limitada. Pues diversas causas han producido estos efectos sobre todo el desempleo que es bastante amplio en algunas ciudades ecuatorianas. Se espera que en los meses venideros otros vientos de benevolencia económica lleguen a nuestro país. Es bastante difícil escapar del stress, de una otra forma, siempre está presente en la vida de las personas. En una dosis moderada es considerado positivo ya que constituye un mecanismo de defensa del organismo ante amenazas o situaciones externas. En cuanto a la depresión es bastante común “bajonarse, ” frustrarse o experimentar una que otra crisis existencial de vez en cuando. El real problema viene cuando estas sensaciones empiezan a formar parte de a ellas. En este momento perderemos la capacidad de darnos cuenta de cómo influye en nuestra salud y del impacto que tienen sobre nuestra vida en general. Y es aquí cuando empiezan a pasarnos la factura de cobro. Dolores de cabeza cada vez más fuertes, afecciones estomacales que terminan en gastritis , dolores musculares que inmovilizan, insomnio, nerviosismo y ansiedad constante irritabilidad, falta de memoria y concentración, baja productividad entre otros factores que afectan tanto en ámbito laboral como familiar. Esos son a breves rasgos algunas de las consecuencias derivadas de estos trastornos.