‘Estos actos se pudieron prevenir’, dice presidente de la FICI

Otavalo. Tras la manifestación nacional y enfrentamientos que se registraron durante los 11 días, un aproximado de 20 personas de Imbabura se encuentran heridas y siete están detenidas.

Fue justo. “Cómo pueden ser detenidos si estaban reclamando el justo derecho”, es lo que se pregunta Manuel Catucuago, presidente de la Federación de los Pueblos Kichwa de la Sierra Norte Chijallta FICI, quien además aseguró que no se han registrado fallecidos de la provincia.

Así mismo aclaró que a los líderes de todo el país les están empezando a judicializar, “esto lo vemos con preocupación. Que pena que la justicia dentro del Ecuador se esté suscitando de esa manera porque realmente no entendemos”, dijo Catucuago.

En su entrevista con Diario EL NORTE mencionó que continuarán con la lucha que siempre han hecho los pueblos y nacionalidad, “estaremos siempre presentes reclamando nuestros derechos”.

Manifestación. Estos actos, según Manuel, se pudieron prevenir, “el Gobierno tenía en sus manos pronunciarse de manera rápida antes de que se suscite cualquier situación”.

Sin embargo, añadió que con la lucha de toda la población ecuatoriana lograron que se derogue el decreto 883.

Ahora esperan a que el nuevo decreto sea en beneficio de la población y de los sectores vulnerables.

“No estamos pidiendo bonos sino diciendo que la administración del Estado debe ser un lugar donde se cree oportunidades”.

Durante la manifestación explicó que como organización provincial se pusieron al frente de esta protesta porque la población rural indígena “estábamos demasiados afectados”. Para Manuel es lamentable lo que también pasó con la fuerza pública en Quito, “siempre nos estaban reprimiendo frente a las manifestaciones pacíficas que nosotros realizamos”.

Actividades. Durante los 11 días de movilización, Manuel contó que todos los días se levantaban para ser escuchados.

De acuerdo también a los testimonios de las personas que estuvieron en este paro, el parque El Arbolito, en Quito, era un campo de batalla.

El presidente de la FICI volvió a recalcar una vez más que fueron reprimidos “con tanta fuerza que hasta los jóvenes se preguntaban porqué hacen ese tipo de ataques”. Manuel respondió que la lucha de los pueblos es complicada.

“Lo que hemos hecho simplemente es dar un paso nada más, para la construcción de un Estado plurinacional siempre esperamos ser parte de eso y que sean escuchadas nuestras propuestas”.

Comisión. Durante la sesión de concejo extraordinaria que se realizó hace unos días en el Municipio de Otavalo, las concejalas Aida Marcillo y Paolina Vercoutère plantearon establecer una comisión para hacer un seguimiento de los traumas psicológicos que presentan los jóvenes tras los enfrentamientos en Quito.

Al no ser un punto de la agenda de la sesión de concejo, no se puso en votación la propuesta, sin embargo, Vercoutère indicó que estuvieron todos de acuerdo, “es necesario hacer este acto de respeto, sobre todo frente a las personas caídas, heridas y que lucharon a nivel nacional en la movilización popular”. Considera que es necesario dar el mensaje de sanar las heridas, “hay tantas cosas que nos unen más de las que nos separan”.

El lunes fueron recibidos con honores un grupo de la comunidad indígena que llegó desde la Capital.
Manifestantes durante la celebración del acuerdo logrado entre el Gobierno e indígenas que terminaron con las protestas.