Este lunes inicia construcción de nuevo mercado Amazonas, anunció el alcalde de Ibarra, Álvaro Castillo

mercadoEn 1964 finalizó la obra del mercado Amazonas; fue un lunes 28 de septiembre, en la administración municipal de José Tobar Tobar, según consta en el archivo histórico del Municipio de Ibarra. 51 años después, se espera que mañana, lunes 2 de febrero, comience la construcción de lo que será el nuevo mercado Amazonas, junto a la terminal terrestre, así lo aseguró el alcalde de la ciudad, Álvaro Castillo.

 

 

OBRA ANHELADA. Este anuncio no es nuevo para los ibarreños, pues una de las promesas de campaña de la anterior administración municipal fue el nuevo mercado, pero quedó solo en eso, en promesa. La construcción de un nuevo mercado es una prioridad, no solo para mejorar el ornato de la ciudad, sino también porque el actual es una bomba de tiempo. En marzo de 2013, un cortocircuito, debido a las vetustas instalaciones eléctricas, ocasionó un incendio que acabó con 38 puestos en el sector abierto. Afortunadamente las pérdidas solo fueron materiales pues el incendio ocurrió en la madrugada. Pero este no fue el único suceso adverso en el mercado Amazonas; a inicios de la década de los 90 otro incendio afectó a una docena de puestos de venta de ropa en el sector cerrado.

PÉSIMO ESTADO. Solo basta recorrer el mercado Amazonas, especialmente el sector abierto, para evidenciar el pésimo estado en el que se encuentran los puestos de los comerciantes en covachas con techos de zinc a punto de colapsar y otros solamente cubiertos por plásticos.

EN LA VÍA PÚBLICA. Los puestos también se ubicaron en los alrededores del mercado Amazonas. Tarquino Mendoza recuerda que hace 37 años, seis puestos se instalaron en la vereda de la Pérez Guerrero, entre Sánchez y Cifuentes y Eugenio Espejo, y, años más tarde esta cantidad se triplicó. Los puestos no solo llenaron la vereda sino también la calle, Elsa Marina Guerra desde hace diez años vende ropa interior en plena vía pública; considera que la ubicación es un riesgo para la salud, especialmente porque a diario respira en medio del smog de los vehículos que transitan por el lugar.

En la alcaldía de Pablo Jurado (2005-2009) se inauguró el mercado La Playa en el que fueron reubicados los comerciantes que vendían en la calle Obispo Mosquera y Sánchez, pero no todos estuvieron conformes.

La familia Chalá Aguas fue una de las reubicadas, pero sus integrantes explican que ante la falta de venta en La Playa decidieron salir nuevamente a la Obispo Mosquera. Mariana Chalá manifestó que respetarán la reubicación en el nuevo mercado para dejar de ocupar la calle. Asegura que ya no quieren peleas con los policías municipales, como en épocas anteriores. “Queremos vivir en paz y trabajar tranquilamente como seres humanos que somos… no queremos estar tildadas por la gente”, enfatizó Mariana que vende en el mercado Amazonas desde los 8 años de edad, ahora tiene 40.

PRIMERA FASE. Casi ocho millones de dólares del presupuesto municipal están destinados al inicio de la obra, explicó Álvaro Castillo. De este monto, casi un millón se asignará a la compra de maquinaria, equipos de construcción vial con la que se abrirá un quinto carril en la Teodoro Gómez de la Torre, para facilitar el acceso al nuevo mercado, sin interrumpir el tráfico. También se prolongará la avenida Tobar, que nace en Pilanquí. Castillo explicó que se abrirá una calle entre la terminal terrestre y el terreno asignado para el mercado. Además de la obra vial iniciará el proceso de construcción del primer subsuelo de parqueaderos. Castillo prevé que estos trabajos se realicen hasta noviembre o diciembre de este año.

La obra vial será realizada por administración directa de la Municipalidad, explicó el director de Obras Públicas, Juan Vaca. 150 mil dólares se invirtieron en los estudios para el nuevo mercado, a través del portal de compras públicas, de este trabajo estuvo a cargo el arquitecto Miguel Albán.

DISEÑO. El nuevo mercado está contemplado en tres plantas. La primera será ocupada por abastos, frutas, legumbres y verduras. La segunda planta será para los cárnicos, huevos y lácteos. Mientras que en el tercer piso se ubicará el gran patio de comidas. La idea es dejar todo lo que son alimentos en el nuevo mercado Amazonas.

REMODELARÁN LA PLAYA. Al nuevo mercado Amazonas no irán los 3 174 comerciantes sino cerca de 2 100, incluidos los vendedores del mercado La Playa que venden frutas y otros alimentos. Castillo explicó que se remodelará La Playa para que sea ocupado por cerca de mil comerciantes de bazar y ropa que actualmente están en el mercado Amazonas. Al momento el Municipio no cuenta con recursos para la remodelación de este lugar, para esto, se espera destinar 1 millón y medio de dólares del presupuesto municipal del siguiente año.

INVERSIONISTAS. Existe una carta de intención del consorcio Coreano-Alemán para financiar la obra del nuevo mercado Amazonas cuyo monto alcanza los 50 millones de dólares. Este consorcio designará la empresa constructora. “Hasta el 27 de marzo tendrían depositado el 30 % de la inversión total en las cuentas del Municipio”, dijo el alcalde. Además de los 50 millones para el mercado, se espera el financiamiento de otros USD 50 millones que se invertirán en varias obras para la ciudad. Son USD 100 millones cuyo pago está programado para 20 años, con una tasa entre el 4 y 4,5 %. COMERCIANTES. Aún no se concreta el tema de los costos de los puestos en el nuevo mercado. Inclusive se realiza una depuración del catastro. “Tenemos denuncias de los mismos dirigentes de que hay personas o familias que ocupan cuatro o cinco puestos seguidos en el mercado o que los tienen subarrendados”, precisó Castillo.

LITIGIO POR PREDIO. Sobre el conflicto legal con la familia Morejón a la que se expropió el predio donde se construirá el mercado, Álvaro Castillo explicó que se realizaron tres audiencias con la familia en el Municipio en las que se solicitó un número de cuenta para el depósito de USD 1 millón 750 mil, por el predio de casi cuatro hectáreas. A este monto, el alcalde accedió al aumento del 5 %, es decir el depósito por el predio para la obra será de 1 millón 840 mil dólares. Hasta el 10 % más del avalúo es el tope que determina el Código de ordenamiento territorial y la Ley de Contratación Pública, precisó Castillo. “No fue aceptado (por la familia Morejón); estamos pidiendo a la función judicial que nos asigne un número de cuenta para el depósito seguramente en el Banco de Fomento. Posiblemente entremos en un juicio porque si el exdueño del lote no acepta eso, entonces tendrá que ir a un proceso judicial. La ley es sumamente clara, el Municipio no puede pagar más del avalúo catastral”, comentó Castillo y ratificó que este proceso no será impedimento para la realización de la obra.

RESPUESTA DE LA FAMILIA MOREJÓN. Rubén Morejón dijo que su familia no está de acuerdo con el precio que se pagará por el terreno. “Es un avalúo que han planificado con anterioridad, han hecho las cosas abusivamente”, enfatizó. No nos han pagado ni un centavo, es de una manera abusiva que se han cogido los terrenos”, acotó Morejón y afirmó que un perito debe establecer el costo del predio.

¿SE HARÁ REALIDAD EL NUEVO MERCADO? Al respecto, Álvaro Castillo dijo que él cumple lo que ofrece; “cuándo pensar que el Municipio tenga USD 1 millón 800 mil para expropiar un terreno, si a la gente se le ha hecho mendigar por todo en esta ciudad; tenemos dinero y lo estamos demostrando con la obra pública”, puntualizó el alcalde de Ibarra.

Frases

“El señor ha hecho las cosas abusivamente, nosotros no estamos de acuerdo con el precio (del predio expropiado’’: Rubén Morejón, expropietario del predio donde se construirá nuevo mercado

 

 

“El Municipio no puede pagar más del avalúo catastral. La ley nos faculta a expropiar y ocupar inmediatamente”: Álvaro Castillo, alcalde de Ibarra