Estas casas son guarida de delincuentes

guaridas

Ibarra.- La presencia de personas sospechosas y con aspecto peligroso ha alterado la tranquilidad de los moradores de la última parada del barrio Pugacho Bajo.

 

En el sitio existen dos inmuebles abandonados que son usados como guarida para delincuentes, quienes además de consumir sustancias estupefacientes, usan las viviendas para ocultarse luego de cometer ilícitos en los sectores aledaños.

Los vecinos se cansaron de la inseguridad y denunciaron el hecho con la Policía Nacional y sus agentes se contactaron con la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía de Ibarra, para que se realice una intervención.

Los funcionarios municipales se han entrevistado con los propietarios y han autorizado el derrocamiento de los espacios, manifestando que por miedo nunca han podido desalojar a sus ‘ocupantes’.

Acción. Jorge Camués, responsable de la Unidad de Seguridad Ciudadana, comentó que en estos espacios duermen personas, consumen sustancias estupefacientes y son lugares de guarida para ellos delinquir en los sectores aledaños.

“Se ha identificado otra propiedad en el centro de Ibarra en donde hay matorrales, no existen puertas, los ladrones saltan las paredes para consumir sustancias y vamos a notificar a la Comisaría de Construcciones para que realicen sus acciones pertinentes y poder dialogar con los dueños de la vivienda”, comentó el funcionario.

Intervención. Camués también informó que en una reunión que mantuvieron con el concejal Carlos Arias, se les manifestó que existe un inmueble abandonado, ubicado detrás de las oficinas de la Flota Imbabura.

“Nos comentaron que es una guarida de ladrones que salen en la noche para perjudicar a los choferes que laboran para la empresa aledaña, quienes mencionan que han existido asaltos en el sector y nosotros tenemos que intervenir inmediatamente”, añadió.

En dicha vivienda se tomarán las acciones necesarias y se ha notificado para su limpieza y arreglo y sí existe una autorización, se realizará el derrocamiento necesario para que no sea un ‘foco’ de inseguridad.

Otros inmuebles. En el cantón se han derrocado dos casas en la Mariano Acosta, una en Alpachaca, una en El Milagro, y ahora las tres de Pugacho que serán intervenidas la semana siguiente.

Además en cinco casas se ha desalojado a invasores y sus dueños han pedido la colaboración a las autoridades para que la inseguridad termine.

Una de estas intervenciones fue en Alpachaca, en donde el inmueble fue recuperado por su propietario quien decidió venderlo para evitar que sus habitantes sigan causando zozobra a los vecinos y transeuntes del sector.

Otra vivienda detectada

as autoridades también han identificado otra casa ubicada en la calle Maldonado y Teodoro Gómez de la Torre, que se encuentra abandonada. Aparentemente la fachada y puertas están en buen estado, pero adentro es otra realidad, sobre todo en las noches, en donde delincuentes consumen sustancias y causan miedo en los vecinos y estudiantes que circulan por el sector.

Inmuebles serán derrocados en Pugacho. Las autoridades han pedido la autorización a sus propietarios.

Apoyo a la comunidad

La ciudadanía puede acercarse a la UPC más cercana y denunciar la existencia de estas casas.