Detenidos sujetos que estarían estafando por medio de las redes

Una investigación de campo realizada por los agentes de la Policía Judicial de Ibarra, en coordinación con la Fiscalía Provincial, dio como resultado la detención de cuatro ciudadanos, quienes integrarían una organización delictiva dedicada a la estafa. Los sujetos tenían orden de captura emitida por el juez, luego de que se comprobara el cometimiento de dicho delito.

Una denuncia interpuesta el último 17 de octubre, daba cuenta que los ciudadanos Edison Gabriel Ch., de 25 años, Edison Eduardo Ch., de 21 años, Luis Patricio P., de 21 años y Tania Lucía F., de 21 años, habrían cometido el delito de estafa, para lo cual aparecían como presuntos compradores de productos en línea.

Los sujetos simulaban una transferencia bancaria a favor de quien vendía los artículos vía internet, para luego recibir los objetos, que en este caso fueron siete celulares, con un costo aproximado de 1 348 dólares.

Agentes investigadores que estaban tras la pista de los sospechosos, descubrieron que el último lunes, los sujetos intentaban cometer otro delito, bajo la misma modalidad y fueron detenidos cuando se encontraban en la calles García Moreno y Sucre. El ciudadano Edison Ch. registra una detención anterior en el año 2018.

Los individuos se movilizaban a bordo de un vehículo rojo, que fue retenido y trasladado a los patios de revisión vehicular de la Policía Judicial de Ibarra. En su poder tenían tres terminales móviles de diferentes marcas.

Declaraciones
“Estas personas utilizan perfiles falsos de personas que trabajan en instituciones públicas, como es la Policía Nacional. Por eso hacemos un llamado a la ciudadanía, que no se dejen engañar por mensajes falsos que circulan en redes sociales de ciertos funcionarios”, informó el coronel Julio Barba, jefe de la Policía Judicial de Imbabura.

Por su parte, Pablo León, comandante de la Zona 1, dio a conocer que después de un gran trabajo de investigación, se pudo localizar a las personas que se dedicaban a estafar en redes sociales y con llamadas telefónicas, en complicidad con ciertas personas que están privadas de libertad.

“Esta investigación se realizó, luego de que se viralizó un video, en el cual un ciudadano manifestaba ser policía y dejar en libertad a un familiar de una víctima”, agregó.