Presunta estafa en Otavalo vincula a un abogado local

OTAVALO.- Un presunto caso de estafa a varios ciudadanos se pudo conocer en la ciudad de Otavalo durante esta semana. El caso gira en torno a la venta de terrenos en condiciones “sospechosas”, según manifestaron los afectados en rueda de prensa, junto a su abogado defensor.

El acusado, Bladimir G, profesional del derecho, también dio su versión de los hechos, en la cual informó que él sólo había recibido dinero por concepto de honorarios profesionales y adelantos, pero que en el tema de compra venta, se deberá justificar por escrito quién fue la persona que recibió.

El suceso inició hace 5 años aproximadamente, cuando María Campos y su familia, pudieron conocer de unas tierras que habían sido propiedad de su abuelita, motivo por el cual buscaron a un jurista para que los asesore en el proceso de escrituración de los terrenos a nombre de su familia, como herederos de estas propiedades.

“Dijo que se necesitaba de mucho dinero para escriturar los terrenos a nombre de la familia. Nos pidió USD 10 mil diciendo que ya está haciendo los trámites, pero nunca había hecho nada, porque cuando yo me fui al Municipio a consultar, él nunca había hecho ningún trámite. Sólo nos vivía mintiendo y engañando”, contó María Campos.

Al percatarse de estas anomalías en su caso, Campos manifestó que lleva alrededor de 8 meses solicitando la devolución de su dinero al presunto estafador, pero él nunca se lo reintegró, más allá de sus ofrecimientos de que lo iba a hacer.

El tema dio un giro de 180 grados, cuando los afectados pudieron conocer que el sospechoso no sólo no había realizado sus trámites, sino que adicionalmente, estaba vendiendo aquellos terrenos a otras personas, según explicaron a los medios de comunicación.

“Los herederos no sabían que él estaba vendiendo los terrenos, ellos se enteran por terceras personas”, dijo José Luis Tapia, abogado defensor de los demandantes.

Otro de los afectados, José Perugachi, expresó: “El asunto fue que nos ofreció vender un terreno. Nosotros creímos en él y le dimos la mitad del valor USD 7 500, nos dijo que nos iba a entregar el terreno en un período de seis meses, pero nunca ocurrió. Nos pidió la otra mitad del valor, USD
7 500, para poder hacer el procedimiento más rápido, pero ya vamos tres años con lo mismo. Le pedimos por favor que nos devuelva la plata para que se termine este problema, pero no nos da la solución y llegamos a estos medios judiciales”.

Luego de las acusaciones recibidas, Bladimir G, se defendió: “Por mi parte, en ningún momento hemos faltado a la verdad ni a los señores, siempre hemos estado pendientes de ellos. Esto se da por un proceso de legalización que no fue posible llegar a su culminación. En el momento que un proceso no culmina como el cliente pide, el cliente tiene estas facilidades, que es un problema sumamente grande, que es de tomar acciones contra del abogado”.

En cuanto a los terrenos, indicó que no tenía ninguno a su nombre, mientras que en el tema dineros, expresó: “La autoridad fiscal deberá manifestar si yo recibí esos dineros en los montos que ellos aducen haberme entregado, o con la documentación que yo tengo de recibos de contratos”, finalizó.