Estadio de Otavalo, obra municipal que quedó estancada

estadio OTAVALO. La única vez que llegó gente, al sector de El Establo en Karabuela, fue el pasado 11 de Mayo. Ese día, la administración municipal saliente de Otavalo  entregó una parte del nuevo estadio. Desde esa fecha, el escenario quedó  abandonado.

 

No hay trabajos. Pasaron más de tres meses, desde que equipos otavaleños usaron el estadio. Un equipo de Diario El Norte recorrió el sitio y lo único que encontró fue a un guardia de seguridad. Byron Velasco, Director de Planificación del Municipio de Otavalo, dijo que lo que, actualmente, se hace es cancelar deudas.
“Recibimos sin el pago de tres planillas, que ascienden a 550 dólares. Estamos planificando para realizar trabajos de cerramiento, trazado víal y servicios de agua potable y alcantarillado. Hay un millón de dólares para darle seguridad al estadio”, dijo el funcionario.
Los funcionarios municipales esperan que, para el próximo año, se pueda utilizar el escenario.
No se moverá nada. La obra se quedará en la primera etapa. No hay fases de construcción, como se habló en la administración pasada.
“La obra quedará como está. Es decir solo con la seguridad necesaria”, dijo Velasco.
Las tres etapas planificadas en la administración del ex Alcalde Mario Conejo, no se cumplirá.
Vinicio Marroquin, responsable de la construcción del escenario, dijo que la recepción provisional terminó el 30 de Abril y, luego, esperará la recepción definitiva, que termina en Octubre.
“Nosotros invertimos 3 millones de dólares en la cancha, muros, graderíos y bloque administrativo. Lo que se quiera hacer depende de las nuevas autoridades”, dijo Marroquin.