Abandono de estación del ferrocarril generaría inseguridad en el barrio Copacabana

OTAVALO.- Uno de los barrios más conocidos y concurridos de la ciudad se ha visto afectado por la inseguridad y el irrespeto a las medidas de bioseguridad, pero el abandono de la estación del ferrocarril ha sido una preocupación constante por parte del barrio.

Fernando Tulcanazo, presidente del barrio Copacabana, indicó que durante el tiempo de pandemia se ha tratado de reforzar la unión de los moradores y vecinos del barrio y se lo ha hecho por medio de los chats comunitarios y diferentes actividades y asambleas generales.

Se manifestó que se han mantenido chat barriales y de igual forma, un chat enlazado con la Policía Nacional para manejar diferente tipo de información siempre en bien de garantizar la seguridad y salud de la población, indicó el presidente del Copacabana haciendo énfasis en el tiempo de pandemia.

Francisco Conterón, morador del barrio indicó que ante lo suscitado en Monserrat recalca su solidaridad con la familia y todo el barrio. Manifestó que gracias a la gestión del presidente barrial ese tipo de escenarios no se han vivido en sus calles.

Se indicó que se ha visto la manera de trabajar con las personas en riesgo de movilidad humana, es decir con personas extranjeras en su mayoría venezolanos y colombianos que se encuentran asentados en el barrio con el compromiso de que los vecinos daban apertura y ayudas de cierta forma en pequeños trabajos pero que exista una reciprocidad por parte de estos ciudadanos para apoyar al cuidado y seguridad de los moradores y del sector.

Fernando Tulcanazo comentó que el incremento de personas extranjeras en el barrio también ha sido una preocupación por parte de los moradores, por tal motivo, desde la gestión del barrio se ha tratado de estar pendientes de todos los vecinos y las personas que arriendan, con la finalidad de tener un acercamiento, conocer y garantizar la seguridad, permanencia e integridad de todas las personas.

Se indicó que es necesario el apoyo y aporte de parte del GAD Municipal de Otavalo en cuanto a la reconstrucción y reparación de las escalinatas ya que el mantenimiento lo han hecho los vecinos. De igual forma, los libadores y personas que consumen estupefacientes, especialmente en la estación del ferrocarril es una preocupación constante que se ha tratado de mitigar junto con el trabajo de la Policía Nacional.