Estación Carchi todavía anhela el sonido del tren

estacion“Mi abuelito me decía que trabajaba ahí… que limpiaba el tren por dentro”, relata Steven Torres, de 11 años,  mientras juega en un saltarín del parque descuidado de la Estación Carchi, comunidad ubicada a 45 minutos de Ibarra y a la que se llega por la vía a San Lorenzo.

 

Zona. La Estación Carchi pertenece a la parroquia La Concepción (cantón Mira) y durante cinco décadas vivió principalmente de la actividad del ferrocarril, hasta que la creciente del río arrastró la línea del tren en 1998 y desde entonces la estación se destruyó poco a poco acabando así con una importante fuente de trabajo en la localidad.
115 habitantes viven en la Estación Carchi. La mayoría de los que se quedaron son jubilados del ferrocarril; otros emigraron. De las 32 familias de la comunidad, 30 viven de la pensión jubilar y dos de la venta de carbón, nos cuenta Erika Bernet, que vive desde hace 27 años con su abuela Dioselina Congo, de 89 años.
El apellido de Erika es de origen jamaiquino. Su abuelo vivía en Esmeraldas y también trabajaba en el ferrocarril; hasta desembarcarse en la Estación Carchi donde quedó flechado por su amada Dioselina.
“Esto era muy movido; era el pueblo central más nombrado, las catorce comunidades se reunían; el comercio era  muy bueno”, comentó Erika.
Piensa que es necesario rehabilitar el tren en la comunidad así como sucedió con el tramo Otavalo- Ibarra – Salinas.
“Si ya empezaron con uno,  deben hacerlo con  todo, por favor, sean conscientes y acuérdense de este pueblo para que vuelva a lo que era antes”, enfatizó.

Nostalgia .  María Dioselina recuerda con nostalgia que en la época del ferrocarril, con su madre y otras personas, vendía comida a los pasajeros.
“Aquí era bien bonito; se preparaba buena comida”, manifiesta la mujer con una sonrisa y brillo en sus ojos.
Ahora, Dioselina siente pena de lo que pasa en su pueblo.
Su esposo Nely Bernet inició como peón, banderero y luego llegó a ser uno de los jefes ferroviarios del lugar.
Con su nieta, Dioselina vive justo al frente de  la estación del tren y cada día es testigo de su destrucción y abandono.

Necesidad. El antropólogo John Antón, investigador del Instituto de Altos Estudios Nacionales, IAEN, manifestó que el Gobierno debería hacer un esfuerzo por llevar el tren no solo hasta la Estación Carchi sino hasta San Lorenzo. “No solamente por cuestiones turísticas, sino también para facilitar el transporte de carga pesada; porque rehabilitar el tren Ibarra – San Lorenzo implicaría hacer el puerto de cabotaje o de aguas profundas para hacer la conexión entre Ibarra – San Lorenzo y Manaos (Brasil)”, enfatizó.
El presidente del Gobierno Parroquial de La Concepción, Ángel Chalá, aseguró que se iniciará con la restauración de 33 viviendas, a través del Ministerio de Cultura e Instituto de Patrimonio y que luego no se descarta la remodelación de la vieja estación.
Mencionó que no existe voluntad política de los mandos medios del Gobierno. En Ferrocarriles del Ecuador Empresa Pública, de la regional norte, nos informaron que la actual gerenta, Mayra Maya, no podía informar al respecto porque no es titular en el cargo.

Lo que queda. “La administración pública de la provincia del Carchi, como un homenaje de admiración a todos los que con su esfuerzo hicieron realidad la obra del ferrocarril Quito – San Lorenzo. 28 de agosto de 1957”, está escrito en la placa que aún sigue intacta en una de las paredes de la vieja estación.
“Felicidad”, con esa palabra resume Steven lo que llegaría a su pueblo si vuelve el tren, mientras sigue jugando en el saltarín del parque de la comunidad.