Ibarra. Fue a finales del año anterior en que EL NORTE sacó a la luz la realidad en la que, en ese momento, vivía Jorge Fernando Garzón, una persona que tiene discapacidad física del 80%.

Su silla de ruedas, el único implemento para movilizarse, se le había destruido, y el ciudadano no tenía los recursos para hacer arreglar y menos para comprar otra.

Dentro de todo este tiempo hubo ofrecimientos diversos para ayudar a Fernando; sin embargo hasta inicios de la semana anterior nada se concretaba. Pero fue este fin de semana en que la ayuda finalmente llegó.

El viernes. Con mucha satisfacción y gratitud, Jorge Fernando Garzón recibió su nueva silla de ruedas, luego de una espera de varios meses que parecía inacabable.

Tan pronto como pudo subirse, la probó con un breve paseo por el patio de su casa. La manejaba con audacia y seguridad, prueba de la gran destreza que requiere la práctica del baloncesto adaptado y que permanece intacta en él, a pesar de los inconvenientes con su medio de movilización.

Se canalizó la gestión. El asambleísta por Imbabura, Marcelo Simbaña Villarreal hizo la entrega de la ayuda como parte de una iniciativa social que desarrolla en toda la provincia, desde hace tres años, con el apoyo del Gobierno de Taiwán, a través de su embajada en nuestro país. El legislador dijo que conoció el caso del señor Garzón a través del reportaje publicado en Diario EL NORTE y destacó el rol de la prensa como vocera de las necesidades de los imbabureños. Expresó su agradecimiento por tener la oportunidad de ayudar y extender la cobertura de la ayuda social.