Esperaron el milagro, pero no se realizó

Ibarra. Una dramática y emocionante tanda de penaltis dio ayer a la selección de Inglaterra su primera clasificación para los cuartos de final de un Mundial en doce años y envió a Colombia a casa de la forma más cruel posible, después de haber revivido con un gol de Yerry Mina en el minuto 94.

En Ibarra, los hinchas cafeteros esperaron un milagro de su selección, pero este no se cristalizó.

Sitio de encuentro. Como ya es costumbre, cada vez que juega la selección colombiana, la cafetería y restaurante Antojitos de Colombia, edificación ubicada en la intersección de las avenidas Fray Vacas Galindo y Cristóbal de Troya, es el punto de encuentro de los hinchas colombianos.

Vestidos con los colores de su país y también de su selección, alrededor de un centenar de aficionados cafeteros llegó hasta este lugar para disfrutar uno de los compromisos más vibrantes en el marco del Mundial de Rusia 2018.

Nervios. En ocasiones con nervios y preocupación, observaron atentos el compromiso entre Colombia e Inglaterra.

Un balde de agua fría les cayó cuando a los 57 minutos del tiempo global Harry Kane anotó, de penal, el primer gol del compromiso.

Sin embargo, los colombianos no perdieron las esperanzas en su selección y los gritos de aliento para los suyos no pararon.

Ellos estallaron de alegría en el último minuto adicional del compromiso, cuando el ‘gigante’ Yerry Mina se vistió nuevamente de héroe y anotó el tanto del empate para el combinado cafetero.

Finalizado el tiempo reglamentario, apareció el grito de “Sí se puede…Sí se puede”, ya que en los 30 minutos de alargue, sus representantes no bajaron los brazos y buscaban el triunfo que los lleve por segunda ocasión consecutiva a los cuartos de final.

Sin embargo, la tensión se apoderó del lugar en la definición por penaltis, donde la esperanza era el arquero David Ospina, de quien los hinchas no dejaban de gritar y corear su apellido. Pero el milagro esperado nunca se dio y Colombia se despidió de Rusia 2018.

“Pase lo que pase, siempre voy a apoyar a mi selección. En las buenas y en las malas hay que apoyar al equipo.”, dijo Juan Hurtado, quien reside en la capital imbabureña.

Los jugadores de Colombia estuvieron a punto de hacer nuevamente historia, pero no tuvieron suerte en la tanda de los penales.
Juan Hurtado, en ocasiones, se paraba y reclamaba algunas decisiones arbitrales durante el compromiso mundialista válido por octavos.
Esta fue la reacción de Richard Díaz, durante varios pasajes del compromiso entre Colombia e Inglaterra.