Esperan meses para una operación

altIbarra.  En una cama del hospital del Seguro Social se recupera de su operación María  Tugumbango de 74 años. La intervención quirúrgica fue posible tras reclamar su derecho a ser atendida ya que los turnos estaban copados hasta noviembre de 2011.

Atención inmediata. El Director del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Vicente Muñoz Herrería dijo desconocer sobre este tema. Pero mencionó que es exagerado que haya turnos para cuatro y cinco meses.

Explicó que todos los afiliados tienen derecho a recibir atención por situaciones emergentes o no en cualquier unidad de asistencia médica del país. Un paciente que requiera atención emergente no necesita acudir al hospital para obtener una certificación. El Concejo Directivo máximo organismo del IESS, bajo la resolución 317 determinó como debe atenderse a un paciente en situación de emergencia. El enfermo tiene la potestad de acudir a cualquier clínica privada y en el tiempo máximo de tres días, debe comunicar al jefe del seguro de salud.
Para las situaciones que no son emergentes a través de un sistema de transferencia, sí es necesario tener una acreditación. En este momento existen convenios con la clínica Hospital Metropolitana y SOLCA, se trabaja para acreditar a otras clínicas de la localidad, dijo.
Como Seguro Social nos interesa que la atención sea desde un sistema piramidal; las unidades del sistema campesino, unidades médicas ambulatorias, dispensarios, el hospital provincial y el regional. El seguro social está preocupado en cambiar la imagen de la institución para mejorar la atención a los usuarios.

Odisea. Esta mujer que forma parte del Seguro Campesino, a fines del año pasado presentó fuertes dolores de estómago, por lo que acudió a la unidad médica de su comunidad, donde le diagnosticaron gastritis y empezó un tratamiento. Pasaron los meses y el dolor no desaparecía, por ello buscó otros médicos, pero no sabían diagnosticar el mal.  Un último médico que visitó logró determinar que tenía cálculos biliares, que requería una operación. Con este diágnostico volvió al Seguro Social donde ordenaron la práctica de una serie de examenes que confirmaron esta afección. Acto seguido le realizaron los examenes preoperatorios. Tras largos meses de padecer los fuertes dolores, María se alegró porque con la operación éstos desaparecerían, pero no fue así. El cirujano que revisó sus examenes, le informó que la operación era uregente pero, no había turnos, que estaban copados hasta noviembre de 2011.
La intención de esta mujer fue sacar los resultados de los examenes para ir a otro centro de salud. Ahí le explicaron que había la posibilidad de transferirla a una casa de salud particular con la que el IESS tiene convenio. Finalmente tras una semana de gestionar el traspaso la intervención quirúrigca fue en el mismo Seguro Social donde se recupera.

Cambio urgente. Julio Miguel Andrade, jefe provincial de salud del hospital del IESS, expresó que en la casa de salud se está viviendo una época de transición y un cambio a fin de mejorar la atención a los pacientes.
Uno de los factores para que haya la acumulación de pacientes es la falta de personal. La jubilación de varios profesionales entre los que está: traumatologo, medicina general, anestesiologo, radiologo. Estas  vacantes aún no han sido cubiertas, expresó. Con el director técnico, el doctor Nelson Víctor se busca mejorar la atención a los pacientes.
El hospital Clínica Metropolitana y SOLCA, mantienen convenios para cuando haya carencia de recursos humanos de equipos contratar los servicios de estas casas de salud.
Es injusto que haya pacientes quirúrgicos represados por mas de un mes, añadió.Para resolver este inconveniente desde la próxima semana se solicitará a los cirujanos la lista de los pacientes en espera para sí el seguro no está en capacidad de atenderlos transferirlos a las clínicas.
El afiliado debe recibir atención de calidad y no estar en lista de espera que resulta angustiosa para el enfermo y su familia.s