Esperan cerrar con ventas el 2018

Otavalo. A una semana que termine el año la actividad comercial se agita en la ciudad.

Para los festejos de fin de año, las pequeñas y grandes empresas se preparan, al igual que los comerciantes minoristas y quienes ofertan servicios de comida y turismo entre otros.

“Como todos los años la venta de ropa amarilla es la más apetecida. En mi caso he realizado una inversión de unos 3 mil dólares en ropa de este color”, explica Rosa Cachiguango, comerciante del 24 de mayo.

Sentir. Para Martha Morales, comerciante del Centro Artesanal, espera recuperarse económica- mente en estos últimos días.

“La situación ha estado difícil, sin embargo en estos últimos días se mejoró. Estamos vendiendo, pero no a la medida que esperábamos”, dice la comerciante, quien culpa a la devaluación del peso colombiano como un gran problema.

Situación. A pesar de ello, el panorama se presenta un poco satisfactorio.

Desde el lunes pasado, decenas de compradores acuden a los centros de comercio para adquirir regalos y ropa, esta última de preferencia amarilla.

Feria nocturna. Desde el pasado fin de semana en la Plaza de Ponchos se realiza una feria comercial que reúne a unos 500 comerciantes.

En este punto de la urbe se puede encontrar ropa importada, artesanías, juguetes y accesorios para el hogar se podrán encontrar en la feria que dará inicio, todos los días, desde las 19:00 hasta las 23:00.

El circuito de ferias se completa con las actividades que se están realizando en los mercados 24 de Mayo y Copacabana.

Expectativa. “En mi caso hice una inversión extra de 4 mil dólares, espero recuperarlos hasta mediados de enero próximo. En esta semana las ventas han estado mejorando”, reconoce Miguel Lema, vendedor del mercado Copacabana.

En este punto de la ciudad los comerciantes se han organizado para ofertar sus productos con promociones.

Olga Campo (der) y Rosa Cachinguango realizaron una inversión extra en productos textiles para la venta del 31 de diciembre.