espera que obras sean terminadas

Otavalo. El nuevo coliseo de González Suárez es una de las obras más relevantes que se ejecutan en esta parroquia con el aporte del municipio del cantón y que se ha visto retrasada por falta de recursos.

A paso lento. Según el presidente del GAD Parro-quial, Ramiro Quilumba, hasta el momento la obra tiene un avance del 70 %. La construcción del coliseo inició en noviembre de 2017 y, según una información publicada por el Consejo Nacional de Gobiernos Pa-rroquiales Rurales del Ecua-dor, Conagopare, tenía un plazo de seis meses para su conclusión.

En una nota de prensa emitida por la municipalidad de Otavalo, en enero de 2018, se aseguraba que para mediados de ese año estaba previsto la inauguración de la obra que beneficiará a aproximadamente 7 000 habitantes. “Estamos presionando y exigiendo al municipio, quien es el gestor de la obra porque puso mayores recursos para poder llegar a cabo esta construcción. De acuerdo al contrato establecido ya debía estar terminado el coliseo pero entiendo que hu-bo problemas para conseguir el presupuesto con el Banco del Estado.

Esto se ha solucionado pero tengo entendido que tuvieron que aplazar el contrato. En este período la obra no se concluirá”, dijo Quilum-baquí. En esta obra se invierten más de 500 mil dólares.

Obra nueva. La piscina inaugurada hace aproximadamente un mes volvió a ser cerrada por la presencia de filtraciones de agua. El servicio se suspendió hasta reparar los daños que se presentaron en la nueva construcción y se espera que hasta la tercera semana de abril las instalaciones vuelvan a abrir las puertas a la población que espera poder hacer uso de las mismas.

En enero de este año inició la colocación de la cubierta del coliseo de la parroquia González Suárez.