Escondían droga en lienzos para realizar pinturas

El envío de más de 13 kilos de droga a través de una empresa de encomiendas, ubicada en la ciudad de Otavalo, fue frustrado por miembros de la Unidad de Antinarcóticos de la Policía Nacional.

El operativo se llevó a cabo el lunes cuando los agentes inspeccionaron las oficinas de la empresa de correos, ubicada sobre las calles Los Corazas y Juan de Albarracín, allí encontraron un paquete que era sospechoso, ya que no tenía remitente, ni destinatario.

Los agentes revisaron la encomienda y allí encontraron un tubo plástico, en cuyo interior estaban siete cortes de tela de lino, que usualmente son utilizados para la realización de pinturas.
Dichas telas estaban pintadas de diferentes colores como si ya fueran una obra de arte.

Sin embargo, los agentes vieron que existía algo extraño, ya que el peso y la textura no eran de las características normales, por lo que dichos implementos fueron puestos a estudio de las autoridades.
Según información de la Policía, se realizaron las respectivas pruebas químicas y se pudo detectar que los lienzos estaban impregnados de una sustancia sujeta a fiscalización, de la que posteriormente se confirmó que era cocaína.

Fueron en total 13.130 gramos de droga los que se decomisaron, tras ello la mercancía fue trasladada hasta la Jefatura Antidrogas, ubicada en la ciudad de Ibarra, para que se hagan los trámites correspondientes legales en torno al origen de los estupefacientes y a dónde se pretendía llegar con los mismos.

En diferentes ciudades del país se llevan a cabo distintos tipos de operativos para el decomiso de posibles estupefacientes y que estos ingresen a distintos puntos de la sociedad, se informó.