Escolares heridos luego de choque

Un choque entre una buseta escolar y una unidad de servicio público se registró la mañana de ayer en el sector de Los Ceibos.El percance vial ocurrió en la intersección de las calles Río Jubones y Río Curaray alrededor de las 06:30. El ECU – 911 reportó el suceso y personal del Cuerpo de Bomberos de Ibarra, CBI, y de la Agencia Civil de Tránsito fueron despachados. En el lugar, el efectivo de tránsito Santiago Reyes se percató del incidente. En las versiones levantadas por el uniformado consta que la buseta se movilizaba por la calle Río Jubones y al llegar al cruce con la calle Curaray, un taxi salió intempestivamente y se produjo el impacto, determinado por los ACT como un choque lateral perpendicular. Por la fuerza del impacto, el taxi quedó a un costado del cruce con la parte frontal destruida, mientras que la buseta presentó daños que hicieron que la puerta se saliera. Los paramédicos de la ambulancia del CBI, atendieron a los menores de edad que sufrieron golpes tras el accidente de tránsito. Uno a uno, los estudiantes fueron valorados de forma ambulatoria en el sitio del percance y descartaron que presentaran lesiones o heridas graves. Ninguno fue trasladado a una casa de salud por lo que un arreglo extrajudicial se pudo desarrollar entre los involucrados. El conductor del automotor amarillo aceptó la responsabilidad del percance y según consta en el informe levantado por el uniformado civil de tránsito, el ciudadano que manejaba el taxi le canceló la suma de 450 dólares en efectivo al chofer de la buseta escolar. SUSTO Personas que se encontraban en el lugar, refirieron que se asustaron al observar que la buseta de estudiantes se accidentara. “Yo pasaba en mi vehículo y me di cuenta de que los alumnos estaban afuera y luego vi los carros y me asusté creyendo que algo más grave había pasado. Afortunadamente esta fue una tragedia con felicidad porque la buseta estaba casi llena llevándo a los chicos a sus clases”, argumentó Pilar Manjarréz, conductora de un auto particular. Por su parte, Marcelo Pozo, funcionario de la empresa Pública de Movilidad, MEP, asegura que pese al incremento de controles en la ciudad, los accidentes continúan ocurriendo por la falta de pericia y el respeto de las normativas de tránsito vigentes. “Hacemos un llamado para que los conductores tomen más conciencia”, dijo Pozo.