Escaladores llegan a Ibarra

altIbarra. Nueve provincias a nivel nacional arriban hoy hasta la ciudad blanca, con el objetivo de intervenir en la segunda válida nacional de escalada modalidad de bloque y la primera competencia de velocidad y dificultad del año. Los trabajos para diseñar la ruta en el muro de escalada iniciaron desde el pasado domingo y concluyen hoy antes del inicio del torneo.

Participantes. En total nueve provincias han confirmado su asistencia al torneo, Pichincha, Tungurahua, Chimborazo, Manabí, Cañar, Pastaza, Guayas, Azuay e Imbabura. Hoy se efectuará el congresillo técnico y mañana desde las 09:30 arranca la primera válida de escalada en la modalidad de velocidad y bloque hasta el viernes. Mientras que el sábado y domingo se competirá en la modalidad de dificultad.

Diseño de rutas. El diseño de las rutas en las diferentes modalidades duró cuatro días y estuvo a cargo de siete delegados de Azuay, Pichincha, Chimborazo y locales. Daniel Carrión, jefe en el diseño de rutas, explicó que los agarres juegan el papel más importante, ya que se ponen en diferentes posiciones y a distintas distancias para que los deportistas tengan que descifrar la forma y la estrategia para escalar el muro.
El muro siempre parte de lo más fácil a lo más complicado.

La idea de las rutas. Entre las reglas antes del arranque de una competencia, es que ningún deportista puede ingresar al muro de escalada. La idea principal es que los competidores no sepan la ruta que se diseña y que en el momento de competir la descifren.  Antes de una competencia los deportistas tienen 5 minutos para mirar y buscar la forma de vencer de ruta. En dificultad solo se tiene un intento para resolver la ruta. En la modalidad de builder se tienen 5 minutos para que el escalador realice el número de intentos posibles. En velocidad se diseña una ruta que deja que los movimientos sean rápidos y con buena coordinación que se la realiza en el menor tiempo posible.

Descanso. Paúl López,  entrenador de escalada de Imbabura, dijo que los entrenamientos previos al diseño de las rutas se paralizan y que los muchachos tienen  espacio para descansar antes del torneo.   
Los entrenadores esperan tener buenos resultados y medir las condiciones y niveles competitivos del resto de provincias.