Es chef, madre y futbolista

Ibarra. Emigró de su natal San Lorenzo (Esmeraldas) cuando tenía 20 años de edad. Sin embargo, siempre se dio tiempo para practicar su deporte favorito, el fútbol. Se trata de Libia Godoy Caicedo, quien además de ser chef, esposa y madre, se recrea cada fin de semana jugando fútbol a nivel barrial.

Reacción. “Cuando estoy en la cancha me siento libre y el fútbol para mi es una pasión. Lo único que hago es divertirme, ya que este deporte se trata de eso, de divertirse. Una de las bellas cosas que me ha dejado el fútbol es las buenas amistades que he sumado”, mencionó la deportista, quien también aspira convertirse en enfermera y ya está estudiando para lograr esa meta.

Libia, de 30 años de edad, empezó a jugar fútbol a los ocho años, en su natal Carondelet, parroquia perteneciente al cantón San Lorenzo.

Luego, con el objetivo de superarse, emigró a Guayaquil y posteriormente a Ibarra, donde reside desde hace más de 10 años.

Desde su estancia en la capital imbabureña, Libia ha jugado en equipos de filiales barriales como Las Pal-mas y Alpachaca. Sin embargo, en esta última liga es donde ha conseguido ser seleccionada de la provincia y disputar, en 2016, un campeonato a nivel nacional.

También ha disputado varios torneos de fútbol a nivel provincial.

El fútbol es una de las pasiones de la esmeraldeña con corazón ibarreño.

Ella no tiene problemas en adaptarse en diferentes puestos dentro del campo de juego.

Por otro lado, la futbolista busca que, Ariana Armas, su hija de 9 años, se motive y practique el fútbol u otro tipo de disciplina.

La pequeña siempre acompaña a su madre a cada cotejo.