Errores que debes evitar en tu negocio

alt¿Quién no se ha planteado alguna vez la posibilidad de trabajar para sí mismo o qué asalariado no ha sentido en alguna ocasión que su trabajo le corta las alas? Pues aunque no existe un listado de reglas mágicas que garanticen el éxito en la aventura que supone autoemplearse, teniendo clara esta premisa, repasaremos qué conviene hacer y qué no a la hora de montar una empresa.

El éxito.  No existe ninguna guía para aprender a emprender, ni ninguna biblia para asegurar el éxito del emprendedor. Y aunque se dice que “el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”, trataremos de establecer qué hacer y qué no a la hora de crear una empresa para evitar los principales errores.


Consejos.  A continuación te presentamos un listado de errores a evitar a la hora de emprender:
1. Las ideas:  Siempre deberíamos formular de modo conciso y claro nuestra idea, la necesidad concreta de nuestros clientes que pretendemos satisfacer. Lo que los inversores llaman “elevator pitch”: ¿Sería capaz de explicar mi idea de negocio en los pocos segundos que dura un trayecto en ascensor? El valor de una idea no es la idea en sí, sino cómo se ejecuta. Una vez hecho esto, debes definir y cuantificar tu público objetivo, así como elaborar una hipótesis de facturación, rentabilidad e inversiones necesarias.
2. A quién se lo cuentas: Para nuestras madres y nuestras abuelas todos somos los más guapos, los más inteligentes y hasta los más altos, aunque la realidad demuestre inexorablemente lo contrario. Por tanto, la idea de negocio no se debe contar primero a tu familia, que te va a decir lo que quieres escuchar, sino a la gente que sepa, expertos en el sector y expertos en inversión.
3. El dinero: ¿Cuánto dinero necesito para crear mi propia empresa? Este punto genera muchas dudas a cualquier aspirante a convertirse en emprendedor.
4. Segmentación: “Hay una línea muy fina entre el éxito y el fracaso”, señala Richard Branson, el magnate inglés de los negocios, dueño del grupo Virgin e incansable emprendedor. Concentrarse en ser el mejor del mundo en tu área o segmento puede ayudar a decantar esa línea hacia el lado positivo.
5. Contabilidad: El error a evitar en este caso está muy claro. Si puedes tener muy cerca a un experto contable, perfecto. Si no, busca una asesoría que ofrezca proactividad.
Una lista que no asegura el éxito, pero que puede prevenir pequeños fracasos o animar a volver a intentarlo.