Ernesto Proaño, cuidador de la historia de Ibarra

Ibarra. Silvio Ernesto Proaño Andrade es quien se encarga de cuidar la historia del cantón.

Inicios. Nació en la ciudad de Ibarra hace más de 50 años.

Desde muy temprana edad tuvo amor por la historia. Menciona que de niños, comenzó a trabajar en la imprenta de su familia, “Proaño e Hijo”, que era una de las más representativas de aquella época.

En ese lugar, personas de todo tipo, llevaban sus libros antiguos para que sean restaurados, Ernesto dice que él se encargaba de empastarlos.

Mientras realizaba esa labor, se toma su tiempo para leerlos, es así que su gusto por la historia seguía cobrando más fuerza.

Archivo Histórico. No es hasta el año 1997 que Rosita Reascos (+), encargada del Archivo Histórico de aquel entonces y muy amiga de la familia de don Ernesto, vio su pasión por la historia y lo llevó al municipio de Ibarra.

En un inicio se encargaba de organizar y empastar los libros y la documentación antigua del lugar.

Los arreglaba y los leía, recalca que lo hacía para conoce más la historia de la ciudad.

Actualidad. Ernesto diariamente entre libros, documentos, ordenanzas, contratos, convenios, escrituras, sesiones de Concejo y demás manuscritos se encuentran reposando en el Archivo Histórico del GAD de Ibarra.

Lugar. Su oficina está ubicada en el tercer piso del Municipio de Ibarra.

En aquel lugar se pueden encontrar varios documentos históricos, como lo son, informes escritos a mano o a máquina de escribir de distintas fechas, biografías de alcaldes que gobernaron el cantón en varios periodos, fotografías de exreinas de la ciudad, actas del Concejo Municipal desde el año 1868, entre muchos más.

Al entrar a la oficina, se puede observar la gran cantidad de documentación que reposan en varios anaqueles perfectamente ordenados.

La historia de cómo ha ido creciendo el cantón, se encuentra perfectamente ordenada, tanto por fecha, como por administración municipal de turno.

Fotos. Ernesto con mucho orgullo muestra el lugar donde labora diariamente, enseña una vitrina donde se aprecian las fotografías de todas las reinas de Ibarra, iniciando por Isabel de las Mercedes Almeida quien fue la primera soberana del cantón, de 1967 a 1968. También existe una galería donde se muestran a todos los alcaldes que administraron la ciudad de Ibarra.

Con gran alegría cuenta se ha leído la gran mayoría de manuscritos que se encuentran en el lugar.

Entre los documentos que más añora están, el Acta de Fundación de la ciudad de Ibarra del 28 de septiembre de 1606, texto de más de 300 páginas escritas a mano en castellano antiguo donde se puede encontrar la historia de la ciudad.

Este libro cuenta con la firma original de Cristóbal de Troya, fundador de la ciudad de Ibarra.

Dato. Ernesto menciona que en el terremoto de Ibarra del 16 de agosto de 1868, se perdieron varios documentos y fotografías de la ciudad que relataban la historia de la ciudad, pero según el archivador, los documentos más importantes del cantón siguen intactos ya se lograron recuperar.

Comentario. Ernesto Proaño enfatiza que siente satisfacción trabajar en aquel lugar.

“El trabajo en el Archivo Histórico es adquirir más conocimientos. Trabajar en medio de la historia me hace ser parte de ella, yo desde mi oficina voy viendo lo que hace cada alcalde, y lo que más gusto me da es ver que todos hacen algo por su ciudad.

Desde el Archivo Histórico nace la identidad de la ciudad”, dijo.

Ernesto recalca que el Archivo Histórico de la ciudad está abierta al público en general que quiera conocer sobre cómo se fue construyendo la ciudad.