Entre la tradición y la velocidad

Pimampiro. La tradicional competencia de coches de madera, en su edición 141, se desarrolló con la presencia de 84 bólidos que recorrieron 10km de distancia para definir al mejor de esta prueba.

Una tradición. La tradicional carrera de coches de madera es una disciplina deportiva extrema en donde se mezcla tradición y adrenalina, con el pasar de los años ha venido posicionándose como marca indiscutible de Pimampiro.

Ayer los destacados pilotos en horas de la mañana y tarde corrieron a toda velocidad para ser los mejores en la prueba.

La pista contó con todas las seguridades y con una señalización adecuada para que no existan inconvenientes.

Otros detalles. Una competencia llena de velocidad se vivió ayer en suelo pimampireño. Una vez terminada la competencia se procedió a premiar a los mejores exponentes, que llegaron de varios rincones.

Entre los más destacados los pilotos, Henry Lema y Cristopher Lema quedaron como ganadores del primer lugar de la competencia.

En segundo puesto, Gabriel Almeida y Matías Andrade. Finalmente Pablo Lomas y Carlos Ipiales en tercer lugar.

Los participantes, al final de la prueba extrema recibieron premios económicos, trofeos y placas de los auspiciantes.